“Se necesitan reformas” en los negocios de Brasil

POR RICHARD LAPPER
en São Paulo

Una terrible burocracia, papeleo interminable y uno de los sistemas de impuestos más onerosos del mundo significan que miles de negocios brasileños solo pueden sobrevivir operando ilegalmente, de acuerdo con un informe publicado ayer.

El reporte del International Financie Corporation encuentra amplias diferencias entre los 13 estados brasileños revisados, pero concluye que Brasil necesita simplificar radicalmente los procesos con el fin de competir de manera más efectiva con otros mercados emergentes.

“Sigue existiendo una gran distancia entre lo mejor que ofrece Brasil y la facilidad de hacer negocios en ciudades como Bangkok y Johannesburgo, y las reformas son necesarias”, dice el informe.

“Los estados deben buscar combinar las mejores prácticas en Brasil -como la forma en que el registro de propiedades se ha computarizado en el estado norteño de Marañao, y al mismo tiempo, buscar por mantener el ritmo de reformas en países como Chile, Vietnam y Eslovaquia”.

Los impuestos son uno de los mayores problemas. En uno de los casos más extremos, el IFC, la rama del sector privado del Banco Mundial, encontró que los negocios en el estado de Río de Janeiro enfrentarían una cuenta tributaria de más del doble de sus ganancias brutas si cumplieran con todas las obligaciones fiscales.

Como promedio, en los 13 estados estudiados la carga tributaria representa un promedio de 147% de las ganancias brutas.

Los cambios en los códigos federales, estatales y minicipales se producen con tal frecuencia que una compañía que emplee 50 personas necesitaría tres contadores a tiempo completo con el fin de mantener el paso, dice Caralee McLiesh, uno de los autores del informe. Los contadores necesitarían gastar unas 2,600 horas al año para ocuparse de los impuestos, más tiempo que en cualquier otro de los 155 países estudiados anualmente por el IFC.

El informe estima que durante 2002 y 2003, 42% de la actividad económica fue en la economía informal en Brasil, comparado con 33% en México, 16% en China y 26% en la India.

VERSION: IVAN PEREZ CARRION