1 de septiembre: Día Mundial de la Dactiloscopía

1 de septiembre: Día Mundial de la Dactiloscopía

Cada 1 de septiembre, se conmemora el Día Mundial de la Dactiloscopía, una celebración que honra a Juan Vucetich que vió la importancia de los signos o rastros biológicos de los seres humanos al momento de alcanzar pruebas para un caso criminal.

Según informaciones, Juan Vucetich es de origen croata y de nacionalidad argentino, él descubrió el verdadero poder de las huellas dactilares para resolver crímenes.

▷ Día Mundial de la Dactiloscopía
Juan Vucetich

En 1888 ingresó a la Policía de la Provincia de Buenos Aires, en la ciudad de La Plata. El investigador comenzó a registrar las huellas dactilares de presos en fichas policiales y diseñó su propio sistema de clasificación, que redujo a cuatro tipos fundamentales, los cuales eran representados por números y letras.

Te podría interesar: Miembros de la Policía reciben capacitación

¿Qué es la Dactiloscopía?

De acuerdo con la Escuela Europea de Formación Continua, la dactiloscopia es la ciencia que se encarga de analizar las huellas dactilares, y es una rama de la lofoscopia, perteneciente al ámbito de la criminología.

Esta técnica permite identificar a las personas a partir de las crestas papilares de las yemas de los dedos de las manos.

Para tomar una huella dactilar necesita la superficie donde se dejó la huella, algún polvo adherente, puede ser desde talco hasta el polvillo de los maletines de criminalística, una brocha gruesa de esas que se usan para aplicar el colorete y una superficie con pega, como un pedazo de cinta adhesiva transparente para retener la impresión.

Un poco de su historia:

Con la creación de las fichas dactiloscópicas la policía de Buenos Aires, pudo identificar en 1892 a una asesina.

Se trataba de Francisca Rojas una mujer que había matado a sus tres hijos e inculpó a su marido, pero se había dejado atrás una huella ensangrentada de su pulgar, evidencia que la delató.

Más leídas