10 maneras de ahorrar agua en casa

30_09_2015 HOY_MIERCOLES_300915_ ¡Vivir!1 C

Aunque las señales de alarma habían estado sonando durante muchos años y desde voces y organizaciones ininterrumpidamente, de alguna manera puede que hayamos pensado que el terrible monstruo de la “crisis del agua” era solo un verdadero problema en algunos países desérticos del otro lado del mundo.

Sin embargo, hace apenas un mes el país experimentó los resultados de una sequía extrema en la que el suministro de agua potable alcanzó niveles críticos en distintas regiones del territorio nacional. El hecho nos obliga a reflexionar sobre el uso que le damos al agua tanto a nivel colectivo como personal, y es una oportunidad única para buscar nuevas alternativas que nos lleven al consumo más racional del agua, mucho antes de que tengamos que afrontar una próxima crisis.

Las formas en las que podemos ahorrar agua en casa no implican grandes sacrificios, solo un poco de conciencia por encima del despilfarro.

Una de las primeras cosas que puede hacer para cultivar una cultura de ahorro es tratar de determinar cuánta agua consume al día aproximadamente, haciendo un inventario general de la cantidad de agua que necesita para las actividades cotidianas. Por ejemplo, según el sitio web guardianesdelagua.com se gastan unos 100 litros de agua cada 5 minutos que pasamos bajo la ducha.

En general la clave del ahorro es el no desperdicio. El problema es que muchas veces desperdiciamos agua sin siquiera saber que lo estamos haciendo, o que existen formas en las que podemos optimizar su consumo haciendo que cada gota cuente.
Aquí les sugerimos diez medidas para empezar a ahorrarla en su hogar:

1. Menos tiempo en la ducha. Según datos de loundwater.org, una ducha de 5 minutos puede ahorrarle hasta 1 000 galones de agua al mes. Además un cabezal apropiado reduce el gasto y -por supuesto- cerrar la llave mientras se enjabona o afeita.

2. Un vaso para el cepillado. Una de las formas más comunes de desperdiciar agua es durante al cepillado, al dejar la llave abierta mientras aseamos nuestros dientes. Utilizar un recipiente con agua en lugar de la llave es una solución.

3. Las descargas del inodoro. Instale inodoros de bajo consumo en casa o reduzca su gasto introduciendo una botella llena de agua en el depósito. De esta manera, cada vez que los descargue estará empleando menos agua, porque habrá menos espacio disponible.

4. Ojo con las averías. Una llave que gotea puede implicar una pérdida de más de treinta litros por día.

5. No descongele los alimentos con agua. Es una práctica muy común que requiere de mucha agua; sin duda podemos evitarlo sacando los alimentos con mayor anticipación.

6. No use mangueras para lavar el carro. En vez de ello utilice una cubeta. Con la manguera el consumo es de 500 litros por cada 25 minutos.

7. Riegue las plantas de noche o de madrugada. Durante esas horas la evaporación del agua es mucho menor.

8. Asegúrese de que al lavar el nivel de agua corresponda a la cantidad de ropa. En cada lavado invertimos aproximadamente unos 100 litros de agua, usémoslos sabiamente.

9. Recicle y ahorre energía. Con ello estará contribuyendo indirectamente a la economía del agua.
10. Multiplíquese. Comparta a su familia y amigos lo que sabe sobre cómo ahorrar agua y estará impactando positiva y duraderamente su entorno.