Consultorio Ecológico

Eleuterio Martínez

P. Profesor, ¿qué es el carbono azul?

R. Es el concepto de la UICN (Unión Mundial para la Naturaleza) empleado para destacar el papel que desempeñan los océanos para retirar y almacenar el exceso de carbono existente en la atmósfera terrestre, desempeñando un papel de primer orden en los procesos de amortiguamiento a los problemas asociados al calentamiento global y en gran medida, a paliar la magnitud de los impactos de la multiplicidad de eventos relacionados con el cambio climático.

Es decir, aunque los científicos no conocen a ciencia cierta el papel de los océanos en este sentido, en el ámbito académico, nadie duda del potencial que tienen los ecosistemas marinos para combatir el cambio climático, un tema de agenda mundial obligado para los centros de investigación más importante del planeta y en particular del IPCC (Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de Naciones Unidas).

En París se ha arribado a acuerdos trascendentales entre países ricos y pobres para hacerle frente al enemigo común o al problema que a todos afecta por igual, resulta importante conocer que no todos los países participan en igual proporción en la producción de gases que provocan el calentamiento global, donde la diferencia es abismal.

La contribución de la República Dominicana a las emisiones globales de estos gases, en comparación con las naciones industrializadas, es prácticamente insignificante y en la Cumbre Mundial del Clima, la delegación nuestra resaltó el hecho que prácticamente nadie puede exhibir, la reducción en la producción de gases de efecto invernadero de 3,6 toneladas a 2,9 toneladas per cápita durante el año 2015.

Es muy probable que estas notas pasen desapercibidas para los dominicanos, cuyas urgencias cotidianas nos impiden mirar más allá de nuestras narices, pero para la humanidad ello nos coloca en un sitial de respeto, al ubicarnos en un lugar privilegiado (N° 23) entre los países del mundo que menos gases invernaderos emite.

Estamos rodeados de mares y en pleno océano Atlántico, con un empeño especial en la conservación de nuestros recursos costeros marinos dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas y al conocerse este informe científico de UICN, nos dice que nuestra contribución al amortiguamiento de las causas del calentamiento global, es aún mayor, no obstante habernos comprometidos en París a reducir en un 25% la intensidad de las emisiones de los mismos, llevando a un 32% la matriz de generación eléctrica a partir de fuentes renovables.