ALGO DE TODO

25_01_2016 HOY_LUNES_250116_ El País2 A

La Virgen de la Altagracia es la protectora de los dominicanos. Según documentos históricos, desde el año 1502 ya se daba culto a Nuestra Señora de la Altagracia en la isla de Santo Domingo. Su cuadro pintado al óleo fue traído de España por los hermanos Alfonso y Antonio Trejo, de los primeros pobladores de la isla. Al establecerse en Higüey, llevaron allí la imagen y luego la donaron a la parroquia para que toda la comunidad tuviera acceso a ella.

En el 1572, en la ciudad de Higüey se terminó el primer santuario altagraciano y en el 1971 se consagró la actual basílica.

La imagen de Nuestra Señora de la Altagracia ha tenido el privilegio de haber sido coronada dos veces, la primera el 15 de agosto de 1922 por el Papa Pío XI y el 25 de enero de 1979 por el Papa Juan Pablo II, quien la coronó personalmente con una diadema de plata, regalo que le hizo a la Virgen durante visita a la isla.

El barniz de uñas calma la comezón provocada por la picadura de un insecto.
La presión de la sangre de la jirafa es el doble o el triple de la del hombre sano y puede ser la más elevada del mundo. Como la jirafa tiene un cuello tan largo, de tres a tres y medio metros, su corazón requiere de una fuerza tremenda para bombear sangre por la arteria carótida hasta el cerebro. El corazón de la jirafa es enorme: pesa once kilos, mide 60 centímetros de longitud y tiene paredes hasta de siete y medio centímetros de grosor.

Para calmar el ardor de una quemadura, cubra el área con mostaza.

Se dice que por un error, casi fatal, Pablo Picasso sobrevivió de milagro. Creyendo su partera que había nacido muerto, lo dejó desatendido sobre una mesa y luego un tío lo revivió con un soplo a sus pulmones.