Medida salomónica

El doctor Trajano Vidal Potentini, presidente de la Fundación Justicia y Transparencia,  tiene una explicación, que mas bien parece una justificación, a la decisión de los alcaldes que componen la Asamblea General de Municipios que el pasado martes votaron en favor de la reelección por un año del dirigente reformista Johnny Jones al frente de  la Liga Municipal Dominicana, en violación a la ley 176-07. Se trató, según Trajano Potentini, de una “medida salomónica” que garantizará que los alcaldes electos el 15 de mayo puedan escoger a quien dirigirá esa institución durante los próximos cuatro años. Y explicó que, al unificarse nuevamente las elecciones, se produjo un “desfase” debido a que el período de elección del secretario  general de la LMD no coincidía con el período constitucional, en este caso el tiempo que gobernarían los nuevos alcaldes. En este punto es donde corresponde decir que la explicación  del doctor Trajano Potentini, la misma que ofrecieron el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, y el encargado  de Asuntos Municipales del PLD, Ignacio Ditrén, no resiste el mas somero análisis,  porque si fuera verdad que la intención era salvar ese desfase con extender el mandato de Johnny Jones hasta agosto, cuando asumen las autoridades electas, era mas que suficiente, pues solo se aparta lo estrictamente necesario de lo que ordena la ley. Pero al margen de  discusiones jurídicas lo que importa destacar aquí es que la “medida salomónica” que se ha buscado  coincide con el interés del gobierno y el PLD de mantener divididos a los reformistas, sus antiguos  aliados hoy en la acera de la oposición,  y la mejor manera de hacerlo es manteniendo  a Jones, quien ya hizo voto público de fervor reeleccionista,  en la LMD. Y como las coincidencias  en política no existen, solo queda reconocer  que, por enésima ocasión,  los peledeístas  se han vuelto a dar  el lujo de   atropellar   la institucionalidad en su propósito de  perpetuarse  en el poder.