Café para adelgazar y pensar mejor, la dieta que triunfa en EEUU

cafe

LOS ANGELES. ¿Puede el café ayudarnos a perder peso y mejorar nuestro coeficiente intelectual? Una nueva dieta a base de este grano está ganando cada vez más adeptos en Estados Unidos por sus supuestos beneficios, aunque despierta dudas de los médicos.

“Bebes esto (por la mañana) y de repente ya no piensas en comer durante mucho tiempo. El cerebro recibe energía que no proviene del azúcar, desaparecen los antojos y recuperas una especie de libertad”, cuenta a la AFP su creador, Dave Asprey, un emprendedor estadounidense.

Además, “pierdes peso porque el metabolismo funciona y no necesitas picar entre horas”, apunta, mientras sostiene en su mano derecha una taza con café.

La “bebida mágica” se llama Bulletproof Coffee (Café a prueba de balas, en español) y contiene según su creador café sin micotoxinas (hongos que aparecen durante la fermentación del grano), una cucharada de mantequilla y unas gotas de aceite puro en triglicéridos de cadena media.

Bien mezclados, los tres ingredientes producen un café cremoso y dulzón. Asprey tuvo la idea de crearlo durante un viaje a Tíbet en 2004. La altitud lo tuvo sin fuerzas hasta que probó un té que llevaba mantequilla de yak.

Quedó tan impresionado por el efecto energético del brebaje, que quiso imitarlo para introducirlo en su vida sedentaria. Tras años probando todo tipo de ingredientes y combinaciones, en 2009 dio a conocer su fórmula patentada a través de su blog y las redes sociales.

El Bulletproof Coffee es ahora una de las dietas más populares de Estados Unidos, donde un tercio de sus 322 millones de habitantes son obesos.

Además de las personas que quieren adelgazar, también atrae a deportistas y seguidores del “biohacking”, un movimiento que combina la biología, la tecnología y la alimentación para mejorar la capacidad física y mental.

“Mi esposa y yo trabajamos en gimnasios e intentamos hacer cosas para mejorar nuestro cuerpo. Cuando oímos que esto contenía mantequilla, nos pareció genial y quisimos probarlo”, explica a la AFP Justin Lovato, un fornido entrenador personal.

Ray, un joven atleta, afirma que cada mañana toma este café porque “su efecto dura más” que cualquiera de las cosas que ha probado y “aumenta sin duda los niveles de energía”.