CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

Dr. JIMMY BARRANCO VENTURA

P: ¿Qué relación existe entre la alimentación y el riesgo de padecer Diabetes Mellitus?

R: Según un reporte de la Escuela de Medicina de Harvard del 27 de febrero de 2016, existen alimentos que disminuyen el riesgo de diabetes, mientras que otros lo aumentan.

1- Alimentos con menor riesgo:
a) Fibras. Las personas que consumen mucha fibra en forma de granos integrales (cereales y panes) disminuyen su riesgo de sufrir diabetes mellitus en un 40%.
b) Café. El consumo de 2 tazas de café al día también disminuye el riesgo de diabetes.
c) Consumo moderado de alcohol. Tomar un poco de alcohol parece disminuir el riesgo de diabetes. Así, los hombres que toman una bebida de alcohol al día tienen menos riesgo de sufrir diabetes que los abstemios. Pero, ¡cuidado…podría despertarse el gen del alcoholismo!
d) Nueces. Según algunas investigaciones, comer nueces, por lo menos 5 veces a la semana, se asocia con un menor riesgo de sufrir diabetes, en comparación con el consumo ocasional. Sin embargo, las nueces deben consumirse con moderación, debido a su elevado contenido calórico.

2- Alimentos con mayor riesgo:
a) Bebidas azucaradas. Las mujeres que toman dos o más bebidas gaseosas azucaradas aumentan un 24% el riesgo de diabetes, comparadas con aquellas que solo consumen menos de una bebida al mes; mientras que el consumo diario de dos o más bebidas de frutas (con poca cantidad de jugo de fruta natural), aumenta el riesgo en un 31%. Pero, las gaseosas “light” aumentan más el riesgo de diabetes que las bebidas regulares.

b) Carne. Las mujeres que comen un servicio (3-4 onzas) diario de carne de res tienen un riesgo 20% mayor, que quienes consumen aproximadamente un servicio por semana. Los hombres que comen carnes procesadas (hot dog, tocino y carnes frías) 5 veces a la semana, tienen un riesgo de sufrir diabetes casi el doble que quienes consumen estos alimentos solo 2 veces al mes.

c) Grasas trans. Estas grasas hidrogenadas (formadas durante la producción de las margarinas) están ligadas a un mayor riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas. Un estudio documentó un riesgo 30% mayor de diabetes entre las mujeres que consumían la mayor cantidad de grasas trans, comparadas con quienes ingerían una mínima cantidad.