Decano FH alerta no recibirá edificio sin concluir

19_08_2016 HOY_VIERNES_190816_ El País4 A

El decano de la Facultad Humanidades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Ramón Rodríguez, advirtió ayer que recibirá el remodelado edificio cuando esté totalmente habilitado y adecuado para impartir docencia, prevista iniciar el lunes.

Dijo que faltan detalles, como la habilitación de los baños, el acondicionamiento del patio, los muebles y acondicionadores de aire de los salones de profesores, del paraninfo, del multiuso y de las oficinas de educación continuada y postgrado y que si recibe el edificio sin terminar teme a que no lo concluyan.

Ayer obreros daban los toques finales al edificio, sin embargo, el decano cree que la lentitud de los trabajos ha sido por tardanza en los pagos a los ingenieros contratistas por parte de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) que remodela 59 aulas de grado y cuatro de postgrado.

Consideró que el edificio debió ser entregado a la universidad hace días. La Oisoe ha establecido más de una fecha para la entrega. Allí reciben docencia unos 40 mil estudiantes de otras facultades.

Rodríguez manifestó que impartir docencia con obreros trabajando en el edificio creará un caos y suciedad.

Esa facultad fue intervenida desde hace más de un año, luego de que el rector de la UASD, Iván Grullón, los profesores y estudiantes reclamaran su remodelación.

Las autoridades informaron que la remodelación conllevaría una inversión inicial de RD$90 millones. Los trabajos han sido detenidos por falta de fondos. Los contratistas rehusaron continuar por los atrasos en las cubicaciones.

Está lista. Cuestionado al respeto, el director de Oisoe, Francisco Pagán, aseguró que la facultad está terminada en un 100%.

“Pueden ir allá y verán que está terminada completamente, su butaca, su pizarra, su borrador y la mesa del escritorio del profesor que va a dar la cátedra”, señaló.
Pagán dijo que no la han entregado, pero que está disponible para iniciar las clases y que el rector lo sabe pero que hay otros acuerdos suyos con otras autoridades.