Operadores de telecomunicaciones afectados por apagón

6D_Economía_15_2,p01

Los empleados de los proveedores privados de servicio móvil de Venezuela están haciendo hasta lo imposible por mantener la señal después del apagón de cinco días en todo el país.
Algunos empleados se han visto obligados a recorrer la capital en búsqueda de diésel para reabastecer las plantas, según recuentos de los empleados.

Muchos venezolanos están incomunicados después de que una falla eléctrica desconectó a casi todo el país desde el 7 de marzo. En la capital, Caracas, los autos se estacionan en doble fila en las carreteras y la gente se reúne en plazas públicas donde la señal móvil es más fuerte.
Para enfrentar la crisis, los empleados de la unidad Movistar de Telefónica SA han estado durmiendo en campamentos improvisados en una de sus oficinas después de turnos de 48 horas.

Si bien la mayoría de las torres funcionan con diésel cuando hay un corte de energía, el combustible se ha vuelto difícil de encontrar a medida que se prolonga el apagón, dijeron las personas, quienes prefieren no ser nombradas. Incluso el agua utilizada para mantener frescos los generadores de energía se ha vuelto escasa.
La situación es más crítica en ciudades como Maracaibo, la capital del estado Zulia rico en petróleo, donde se las luces permanecieron apagadas hasta el martes.

Movistar no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre su plan de contingencia.

El robo y el vandalismo en las torres móviles, que tienen materiales valiosos como el cobre extraído y vendido en el extranjero, han debilitado el sistema de respaldo para todos los operadores, entre ellos el proveedor estatal Movilnet, el más grande del país.
El acceso restringido a dólares a los tipos de cambio oficiales ha evitado que Movistar y Digitel importen o mantengan equipos críticos durante años.
1. Hasta lo indecible
Los empleados de los proveedores privados de servicio móvil de Venezuela están haciendo hasta lo imposible por mantener la señal después del apagón de cinco días en todo el país

2. En campamentos
Para enfrentar la crisis, los empleados de la unidad Movistar de Telefónica SA han estado durmiendo en campamentos improvisados en una de sus oficinas después de turnos de 48 horas. La situación es más crítica en ciudades como Maracaibo, la capital de Zulia.