En el Centro Cultural Banreservas ¡DOMINIQUE SELMAN: los espacios vitales de la ofrenda!

06_07_2019 Areito 06-07-2019 Areíto8

Buscamos estar siempre en armonía, pero como vemos en la naturaleza, la belleza y el arte, la valoración es subjetiva, por lo que, interpretar el sentimiento de gozo en el ser humano resulta casi imposible, así como resulta imposible explicar la libertad. Oda a Ecuador, pretende una exploración sociológica en torno a la feminidad y los diversos medios que tiene la mujer para exhibirla, poniendo siempre en alto su instinto creativo.Instinto con el que explora los universos desconocidos, que en sí mismo define esa feminidad y con el que encuentra la libertad, sin darse cuenta que ésta la halla sólo en la medida en que puede liberarse a sí misma” … (Dominique Selman, 2019).

Leonardo Durán, docente en la Escuela Nacional de Artes Visuales y la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, es el principal exponente activo de la Colografía en nuestro país. La Colografía es una de las técnicas aditivas esenciales de la poligrafía contemporánea. Precisamente, bajo la orientación directa de Durán, se estrena Dominique Selman en el Centro Cultural Banreservas con su “Oda a Ecuador”, una carpeta compuesta por cinco trabajos sobre papel en los cuales la novísima artista hace entrega de su conmovedor homenaje no sólo a la geografía, la naturalezay la cultura del Ecuador, sino también al artista ecuatoriano más célebre y universal de la modernidad: Oswaldo Guayasamín(1919-1999),justamente en el contexto de la celebración del centenario de su nacimiento y del “Mes de Ecuador” en Santo Domingo.
Ante los resultados de las sesiones de taller, nos advierte el maestro Leonardo Durán: “La de Dominique Selman es una obra muy poligráfica y contemporánea. Dominique combina varias técnicas y recursos, desde el grabado tradicional hasta la intervención a mano en una de las piezas. Ella trabaja figuras sin rostros. No le interesa que tengan identificación racial ni étnica. El rojo-pardo, simboliza la tierra y nos remite al trabajo del ser humano. En sus trabajos de “Oda a Ecuador, hay elementos propios de la República Dominicana y del Ecuador como simbolizando un abrazo artístico entre ambos pueblos hermanos” …
Y es cierto que resulta reveladora la preferencia de Dominique Selman por la Colografía, sin dudas, la más gestual y pictórica entre las diversas modalidadesdel grabado. En primera instancia, su opción por el grabado, cristaliza un elemento esencial de su personalidad creadora: su particular aproximación reflexiva en torno a las industrias culturales y la economía del arte a nivel global, o lo que es lo mismo, sobre los procesos de producción, redes de circulación y tramas circulares del producto artístico contemporáneo desde y/o hacia los centros y bordes económicos y culturales de la posmodernidad.
La excelente calidad de factura, remata los cinco trabajos de la carpeta. Punto, línea, plano, volumen, color-luz y textura, resultan elementos conceptuales esenciales en la dicción plástica y gráfica de Dominique Selman. En las imágenes de “Oda a Ecuador”, Dominique suscita unos sugestivos espaciosimagéticos que muy bien podríamos apreciar como una espléndida coreografía íntima con la que ella legitima las pruebas materiales y espirituales de su penúltimo deslumbramiento ante la extrañeza. Se trata de una sincera, efusiva y efectiva ofrenda creadora a la tierra, la gente y la cultura del Ecuador que tanto admira.
Las resonancias de lo orgánico y lo telúrico;los destellos de la energía femenina; la rostridad ausente del silencio; la fragilidad del vuelo de la mariposa; el vestigio memorial y los recintos enrarecidos de lo inefable, se materializan y traslucen como radicales manifestaciones de lo abstracto y el alma de la artista en su emotiva celebración de las riquezas espirituales y culturales identitarias del Ecuador, Santo Domingo, Latinoamérica y el Caribe, percibidas, expresadas y trascendidas estéticamente por Dominique Selman desde sus evocadores cimientos ancestrales y su palpitante actualidad.
En estas imágenes, el alma de Dominique Selman festeja su propia presencia mediante una grafía y una gestualidad esplendorosas. Desde unos juegos texturales impregnados de memoria y sensibilidad. Así, desde la celebración de su presencia, Dominique Selman, suscita la poligrafía de una inefable microfísica matérica de la memoria y el instante. En el extraño resplandor de estas imágenes, resuenan sus íntimas colisiones energéticas y sus más caras experiencias solidarias. Desde su “Oda a Ecuador”, el alma desbordada e impecable de Dominique Selman, compromete los abrazos de la fraternidad a través del arte y renueva los espacios vitales de la ofrenda…

SINTESIS DE DOMINIQUE SELMAN

Dominique R. Selman Imbert, nace en Santo Domingo, el 17 de junio de 1992. Su sensibilidad y vocación artísticas se manifiestanen la precocidad. Ha vivido en los Estados Unidos y Argentina. Inició estudios de Economía en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, recinto Santo Domingo, ingresando luego a la Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas (ESEADE) de Buenos Aires, Argentina, donde obtuvo una Licenciatura en Gestión Empresarial Internacional. Es Life Coach, certificada por la World Coaching Corporation (EE. UU.); consultora independiente sobre gestión cultural y arte contemporáneo y columnista sobre temas de negocios, liderazgo empresarial, industrias culturales, turismo cultural, museología, arte contemporáneo y economía del arte en Negari Magazine (Argentina); Nocturno Magazine (EE. UU.); Revista Bienestar (Puerto Rico); Ambato News (Ecuador); Panam Post International; Noticias SIN (República Dominicana) y Arte al Limite (Chile).Actualmente es directora de STAMPI, empresa de manejo de productos; directora de la Cámara de Comercio, Industria, Producción y Turismo Dominico-Ecuatoriana y forma parte del equipo asesor de la Asociación Dominicana de Artistas Visuales (ADAV).