Distancia de seguridad entre vehículos

3C_¡Vivir!_11_1A,p01

Al conducir debemos mantener una distancia segura con relación a los vehículos que se encuentran delante de nosotros para evitar accidentes.
En el manejo defensivo esa distancia se conoce como distancia de seguimiento o de seguridad, la cual podemos definir como el espacio que se deja entre dos vehículos al conducir y que le permite al conductor reducir la velocidad o realizar una maniobra evasiva para prevenir una colisión en caso de una eventualidad.
El artículo 224 la Ley núm. 63-17 sobre Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial establece la distancia a mantener entre vehículos.
Los conductores deberán mantener una distancia razonable y suficiente del vehículo que lo precede, en razón de su velocidad, el estado del clima, las características de la calzada, las condiciones de su vehículo y del tránsito, para evitar un accidente ante cualquier eventualidad que afecte al vehículo que va delante u otro obstáculo que se presente en la vía y provoque frenar de forma repentina.
Cuando el límite de la velocidad autorizada para la vía sea mayor de 60 kilómetros por hora, el conductor dejará espacio suficiente para que cualquier vehículo que lo rebase pueda colocarse al frente de su vehículo, con seguridad.
Cuando marchen vehículos en caravanas deberán mantener suficiente distancia entre ellos para que cualquier vehículo que les rebase pueda entrar sin peligro a la vía en el espacio dejado por la separación.
Si el tránsito de vehículos en hilera es autorizado por la autoridad competente, los conductores podrán avanzar sin dejar espacio para un vehículo externo.
Cuando un vehículo de emergencia se disponga a proporcionar un servicio, el conductor que se encuentre en la vía pública no deberá conducir a una distancia menor de 90 metros.
Los vehículos pesados que transiten por autopistas y carreteras deberán mantener una distancia no menor de 150 metros del vehículo que va delante.

ZOOM
Una técnica de manejo defensivo recomendada para cumplir con este requisito legal es la regla de los tres segundos que se describe a continuación:
1. Observe un objeto fijo en la carretera, por ejemplo, un poste o un árbol.
2. Cuando el vehículo frente a usted pase frente al objeto comience a contar “mil ciento uno, mil ciento dos, mil ciento tres”.
3. Si usted pasa frente al objeto antes de terminar de contar entonces debe reducir la velocidad para mantener una distancia de seguimiento segura.
Añada un segundo por cada condición adversa, si es de noche y llueve debe contar cinco segundos. Si conduce un vehículo pesado debe contar cinco segundos, se requiere mayor distancia para detener un vehículo pesado de manera segura. Esta regla funciona para cualquier velocidad, incluso cuando transita dentro de una zona urbana. Si está en un semáforo la distancia de seguimiento es la que le permite ver las gomas traseras del vehículo frente.