Dolor abdominal frecuente, posible señal de cáncer

2C_¡Vivir!_22_2aaa,p01

Hay síntomas generales e inespecíficos, que se pueden dar en más de una enfermedad, entre ellas, los tumores. Uno de estos es el dolor abdominal frecuente, aunque por lo general se trata de un dolor inespecífico. Cuando el tumor cierra parcialmente el tubo intestinal se produce un cuadro de dolor parecido al de un cólico. Si el cierre es completo, se acompaña de estreñimiento y vómitos. Otro síntoma frecuente es el cansancio extremo o la pérdida de peso sin causa aparente.
Prevención. Algunos hábitos y estilos de vida sanos pueden ayudar a prevenir la aparición de pólipos en el intestino grueso o colon y reducir el riesgo de padecer la enfermedad.
• Dieta saludable y variada. Procure tomar con frecuencia alimentos ricos en fibra (cereales, legumbres…) y comer frutas y verduras a diario (si es posible, 5 piezas). Conserve los alimentos de manera adecuada y consúmalos antes de que se dañen.
•Moderación en el consumo de grasas, especialmente carnes rojas, dulces y azúcares.

• Control del sobrepeso. La obesidad es uno de los mayores agentes de riesgo. Manténgase, dentro de lo posible, en un peso adecuado a su altura y constitución física.
•Ejercicio físico con regularidad. Realice algún deporte o algún tipo de actividad física a diario como caminar.

• Evitar tabaco y alcohol. No fume (o intente dejarlo cuanto antes) y no abuse del consumo de alcohol.

• Pruebas periódicas. Si pertenece a alguno de los grupos de riesgo (mayores de 50 años, antecedentes familiares o enfermedades del intestino).