Hablan los alcaldes: La riqueza agrícola de Constanza no es equitativa

Entrevista al síndico de Constanza Ambiorix Sánchez. Hoy/ Aracelis Mena
Entrevista al síndico de Constanza Ambiorix Sánchez. Hoy/ Aracelis Mena

Los jóvenes no consiguen buenos empleos, por eso se van a otras poblaciones cercanas y a Santo Domingo.
La riqueza agrícola de Constanza no es equitativa

Constanza es uno de los municipios más productivos del país, es un bastión en el cultivo de flores, papas, fresas, frijoles, ajo y vegetales diversos para fines de exportación, y su belleza natural, sumada a sus frías temperaturas, lo convierten en un excelente destino ecoturístico.
Pero la riqueza que generan esas dos actividades económicas, principalmente la agricultura, no mitigan la pobreza en la que viven sumidas miles de personas, ni abren un abanico de ofertas de empleo para que los jóvenes se inserten en el sector laboral local, en vez de emigrar a otras poblaciones.
Este valle intramontano, ubicado en la provincia La Vega, en el corazón de la cordillera Central, enfrenta además una debilidad institucional: la falta de un plan de ordenamiento territorial que defina hacia dónde debe dirigirse el desarrollo económico inclusivo que necesitan sus más de 100,000 habitantes.
Esas reflexiones fueron expuestas por su alcalde, Ambiorix Sánchez, del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), quien además destacó que Constanza requiere la reparación de caminos vecinales e intraparcelarios, de la carretera Casabito, y la instalación de un vertedero en una zona adecuada.
Y con no menos importancia también le hacen falta centros de capacitación para jóvenes, y mejoras en la oferta del servicio público de salud, porque muchos pacientes tienen que ser trasladados a La Vega, Santiago o Santo Domingo cuando requieren atención médica especializada.
Pobreza y empleo. Sánchez lleva tres años al frente del cabildo, y en ese período ha constatado que los alcaldes del país, sobre todo los de poblaciones pequeñas, no son más que manejadores de crisis, porque las necesidades de las comunidades son seis o siete veces superiores al presupuesto que reciben de parte del Gobierno central.
En ese contexto plantea que, aunque Constanza es un gran productor de riquezas, hay mucha pobreza porque no todos tienen terrenos propios para cultivar la tierra, la mayoría presta sus servicios en las fincas, y los cordones de miseria se expanden en los barrios marginados.
Esos obreros agrícolas proceden principalmente de San José de Ocoa, provincia sureña que hace frontera con Constanza, y de Haití.
Según el Mapa de la Pobreza realizado en 2014, para esa fecha en este municipio había 6,577 hogares pobres, que representaban un 40%.
Esa realidad socioeconómica convierte al cabildo en un centro de asistencialismo, ya que tiene que pagar medicamentos, servicios funerarios, donar alimentos, entre otras necesidades de los más pobres.
“Los alcaldes también lloramos de impotencia”, afirma Sánchez, quien es hijo de la miseria porque a los 10 años era jornalero en una finca y a los 14 aún no sabía leer ni escribir.
El salto cualitativo a la vida productiva lo dio por un instinto de superación que lo arrojó a los brazos de la educación.
Es por eso que con fondos del cabildo ha gestionado la instalación de centros de capacitación en Arroyo Arriba y los barrios Las Flores y Libertad, para que los más jóvenes desarrollen el emprendurismo y tengan independencia económica.
“Porque los jóvenes que se quedan aquí se frustran si no consiguen un buen empleo”, refirió.
Prioridad: definir el desarrollo económico. Sánchez entiende que Constanza debe redefinir su desarrollo económico, para lo cual es necesario la elaboración de un plan de ordenamiento territorial.
Al referirse a ese tema explicó que, como está prohibida la construcción de viviendas en la zona montañosa, por disposición del Ministerio de Medio Ambiente, el desarrollo inmobiliario con fines turísticos le roba terreno a la agricultura, porque se están construyendo pequeños alojamientos en las partes más llanas.

“Entonces tenemos que definir hacia dónde vamos, por eso creamos el Consejo Económico Social y Municipal, para que todos los sectores discutan cómo lidiar con esas dos actividades productivas.
“Estamos llenando al pueblo de invernaderos porque ya no se puede cultivar en el área protegida de Valle Nuevo y en otras zonas, de manera que no tenemos claro hacia dónde va el crecimiento de la ciudad, sobre todo en el área agrícola. Y eso tenemos que solucionarlo con tiempo”, destacó Sánchez.
Deterioro carretera Casabito. Sánchez alertó al Gobierno central sobre la necesidad de reparar un importante tramo de la carretera Casabito, ubicado en el paraje El Abanico, porque su progresivo deterioro provocará que luego se tengan que hacer millonarias inversiones.
La referida carretera se inauguró en 2010, y en su construcción, a cargo de la empresa brasileña Odebrecht, se invirtieron 112 millones de dólares.
Sánchez expresó además que Constanza necesita la reconstrucción de caminos vecinales e interparcelarios, porque una comunidad agrícola requiere vías en buen estado para sacar con facilidad los productos a los mercados locales.
El ayuntamiento local no cuenta con equipos ni recursos para solucionar esos problemas, señala el funcionario, quien en ese sentido cuestionó que el Gobierno central tenga por costumbre realizar obras sin consultar con los gobiernos locales.
“Cuando el Poder Ejecutivo entienda que la descentralización debe respetarse, entonces podremos ver un desarrollo económico y social real”.
Alarma con vertedero. Sánchez ha enfocado su gestión en el ornato, la recuperación de los espacios públicos y en la limpieza de la ciudad con un mejor servicio de recogida de los desechos sólidos.
Precisamente la disposición final de la basura es su principal dolor de cabeza, porque Constanza lo que tiene es un botadero de basura a cielo abierto, ubicado cerca del ensanche Libertad, y los lixiviados que produce la basura terminan en el río Grande y en una red de cañadas.
“Ese es un grave problema ambiental que requiere una solución integral”, dijo.
Constanza es uno de los municipios integrados al plan gubernamental Dominicana Limpia, con el que se pretende mejorar la disposición de la basura en todo el territorio nacional.
Sobre ese plan Sánchez expresó que “El Gobierno tiene que ponerse las pilas para la instalación de vertederos modernos, porque ese plan va lento”.

Obras construidas
El alcalde Ambiorix Sánchez exhibe como uno de sus principales logros la desarrabalización de la entrada de la ciudad, con el traslado de un mercado de pulgas y la construcción de la nueva terminal de autobuses. Con el apoyo del Gobierno central construyó un importante puente en el sector Las Auyamas, y con fondos de la Fundación Refidomsa un parque infantil.
Asimismo, con fondos del cabildo reconstruyó la sede de esa institución, y con la ayuda de las Fuerzas Armadas un gimnasio público. Solo con recursos del cabildo a construido puentes peatonales, aceras, contenes y badenes, y se han hecho trabajos de canalización de aguas residuales. El alcalde también se enorgullece por la compra de equipos para las acciones cotidianas del cabildo.
Los desafíos
Sánchez tiene aún en carpeta la construcción de un nuevo matadero municipal; el traslado del basurero a una zona donde no se afecte el medio ambiente, como ocurre en estos momentos, y la conclusión del plan de ordenamiento territorial para que Constanza tenga un nuevo empuje en su desarrollo socioeconómico.
5.2
Millones de pesos al mes. Ese es el presupuesto que cada mes destina el Gobierno central para el cabildo de Constanza. Las recaudaciones solo llegan a un millón de pesos al año y proceden en su mayoría del comercio, el área de la construcción, las telefónicas, y un porcentaje insignificante por concepto de recogida de basura. El presupuesto al que aspira el alcalde Ambiorix Sánchez ronda los 12 millones de pesos al mes. Los empleados del cabildo ascienden a 283; y aparte de ese compromiso tienen que cubrir las pensiones de más de 40 cuyas condiciones económicas son sumamente precarias.