1961: El año de la libertad; El 1J4: Pan y libertad para todos

1961: El año de la libertad; El 1J4: Pan y libertad para todos

El discurso político de Manolo Tavárez propugnaba por una ruptura total con el trujillismo

Por: Patricia Solano y Juan Miguel Pérez
1961: El año de la libertad; El 1J4: Pan y libertad para todos. Cuando el 25 de septiembre de 1963 se produce el golpe de Estado al presidente Bosch, las fuerzas represivas del Triunvirato inician una cacería contra funcionarios del Gobierno destituido, pero sobre todo contra los dirigentes de la Agrupación Política 14 de Junio (1J4), la organización de izquierda con el mayor activismo político nacional en aquel momento. “El golpe es contra ustedes”, le comunicó de forma premonitoria Bosch a Emilio Cordero, dirigente del 1J4, unas semanas antes de la interrupción del orden constitucional.

El movimiento revolucionario dirigido por Manolo Tavárez Justo gozaba de una gran popularidad y de una estructura partidaria que cubría toda la geografía del país. Estaban no solamente organizados en lo político, sino también en lo social, con una gran militancia en frentes de mujeres, de campesinos, y con un buró obrero de gran prestigio y muy activos. Pero, además, muchos de sus cuadros dirigentes habían recibido instrucción militar en el extranjero. La fuerza política demostrada por Manolo Tavárez y el 1J4 en la plaza pública generaba gran preocupación para los sectores conservadores que veían sus intereses en riesgo.

¿Cuál era el miedo?
El discurso político de Manolo Tavárez propugnaba por una ruptura total con el trujillismo que transformara el esquema de injusticia económica y social a partir de la desconcentración de riquezas y la autodeterminación del pueblo dominicano. Ese era el miedo.

Le puede interesar: 1961: El año de la libertad: Fuerzas Armadas y la Policía

La Constitución de la República proclamada el 29 de abril de 1963, hacía explícita la ruta democrática que asumía la historia en ese momento, con Bosch en el poder instituido, y el 1J4 con el poder en las calles: redistribución del poder económico, político y social de los dominicanos: establecía el ejercicio del trabajo (y no la renta ni la acumulación extrema de riquezas), como motor del desarrollo económico y fundamento de la cohesión social de la nación; proclamaba la libertad sindical plena y la participación de los trabajadores en los beneficios de las empresas; posicionaba como protagonista de la democracia al pueblo, y en particular, protegía y promovía a los sectores históricamente desfavorecidos de la nación: mujeres, obreros, hijos fuera del matrimonio, campesinos, discapacitados, y otras formas de vida de gran vulnerabilidad como la niñez, los envejecientes, y las poblaciones en la indigencia y pobreza en general.

Evidentemente, esa visión de país le aguaba los planes de fiesta a las clases dominantes.
Ante una acción extrema como el golpe de Estado, Manolo Tavárez y más de 150 compañeros, presos de una tenaz persecución en permanente amenaza de muerte, se levantan en seis frentes guerrilleros el 28 de noviembre de 1963, contra la oligarquía y sus Fuerzas Armadas. La represión del ejército golpista fue feroz, y después de entregarse bajo los acuerdos internacionales para contextos de guerra, Manolo Tavárez y 28 de sus compañeros fueron asesinados. La República progresista perdía a uno de sus mayores exponentes, mientras en las calles, la gente asistía impotente al latrocinio y a la confiscación de libertades que ejercía el Triunvirato.

Publicaciones Relacionadas