Borrell: La UE está lista para “brexit duro” si no hay acuerdo de última hora

Brexit

La Habana.- El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, confió este miércoles en que se produzca un pacto inminente entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido para la salida de éste último, aunque aseguró que el bloque está preparado para un “brexit duro” si no hay acuerdo.

“Sería una muy buena noticia que al final no se produjera, no ya un brexit que eso es la voluntad de los británicos, sino un brexit sin acuerdo”, declaró Borrell a Efe en La Habana, durante el primero de sus dos días de visita oficial a Cuba para consultas políticas de alto nivel.

Borrell, que en breve asumirá el cargo de alto representante de la UE para la Política Exterior, confió en que se alcance “un acuerdo de última hora” entre Londres y Bruselas para evitar una salida abrupta pero aseguró que “estamos preparados para hacer frente a un brexit duro si la circunstancia se produjera”. “Ya sabe usted que en Europa las decisiones se toman en el último momento”, bromeó el político.

Borrell puntualizó que para España existen dos condiciones fundamentales para llegar a un acuerdo sobre el brexit- “hay que respetar la integridad del mercado único, no puede haber cosas que la perturben, y no puede haber una frontera entre las dos Irlandas”.

“Dentro de este marco, si se encuentra una solución y el señor (Boris) Johnson cambia las posiciones irredentas que ha mantenido hasta ahora, es posible llegar a un acuerdo”, concluyó el ministro español. Sus declaraciones llegan en un momento en que la UE y el Reino Unido negocian contrarreloj para tratar de cerrar un acuerdo antes de la decisiva cumbre sobre el “brexit” que comienza mañana jueves.

Lograr un acuerdo jurídicamente vinculante solo podría ocurrir si se cierra el pacto de aquí a mañana, una tarea compleja con varios escollos aún por solucionar, aunque varias autoridades, entre ellas el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, confían en que podría anunciarse una decisión en las próximas horas.

Mientras, el representante británico para la salida del Reino Unido de la UE, Steve Barclay, aseguró que el primer ministro Boris Johnson cumplirá con la legislación que le obliga a solicitar un retraso del brexit si no se llega a un acuerdo antes del 19 de octubre.

Los planes de Johnson para sustituir la polémica salvaguarda destinada a evitar una frontera física en la isla de Irlanda tras el “brexit” -escollo para la aprobación de un pacto- fueron rechazados inicialmente por Dublín y Bruselas, pero se entiende que ha podido hacer concesiones que propicien el consenso.

La UE ha insistido al Gobierno británico en que cualquier alternativa para sustituir esta salvaguarda debe ser “legalmente operativa” y cumplir los mismos objetivos- no levantar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda y mantener la cooperación entre el norte y sur de la isla y la integridad del mercado único.