Leonel Fernández llamó obstinado a Danilo Medina varias veces en su discurso

Leonel Fernández y Danilo Medina.
Leonel Fernández y Danilo Medina.

Aunque no lo mencionó por su nombre, en varios momentos de su discurso, Leonel Fernández, expresidente de la República, llamó obstinado al actual presidente, es decir a Danilo Medina.

“Lo que cabe observar aquí, sin embargo, como característica, es la obstinación frente a lo imposible del entonces candidato y hoy Presidente de la República. Fue la primera vez que puso en evidencia ese rasgo conductual, de no comprender los límites de las cosas, sino considerar que, por mera voluntad, todo es posible”.

En este caso, Leonel se refería a los comicios del año 2000, donde Danilo Medina alcanzó un 24.7 por ciento, y, según dijo, intentó buscar el apoyo de Joaquín Balaguer, para forzar una segunda vuelta electoral.

“El anciano caudillo reformista, viendo la realidad del cuadro que se presentaba, desestimó la propuesta. No hubo segunda vuelta; y el candidato del partido del jacho fue, finalmente, proclamado como ganador”, dijo Leonel.

En otro momento de su discurso, Leonel Fernández dijo, que en el 2007, el actual presidente, es decir, Danilo Medina, renunció a su cargo de Secretario de Estado de la Presidencia para intentar obtener la candidatura presidencial por el PLD. Todas las encuestas de aquella época me presentaban como virtual ganador en las primarias del partido. Ninguna indicaba lo contrario.

“El exsecretario de la Presidencia nos desafió en la lucha por la nominación presidencial del PLD para las elecciones del 2008. De nuevo volvió a obstinarse y empecinarse con lo que resultaba una quimera imposible de alcanzar. Sucedió, por consiguiente, lo que tenía que suceder: ganamos esas primarias de nuestro partido con un 70 por ciento a nuestro favor. El actual presidente, sin embargo, nunca reconoció nuestra victoria. Nunca nos felicitó”, dijo Leonel.

Agregó que: “Al revés, dijo que le había vencido el Estado. No participó en la campaña electoral. Nunca se integró, y el día de las votaciones, por si hubiese dudas, exhibió públicamente su voto para evidenciar que lo había hecho por su partido, el de la Liberación Dominicana”.

Dijo además que si  hubiese ocurrido lo contrario, que el ex titular de la Secretaría de la Presidencia hubiese vencido en la contienda, en ese caso es evidente que habría humillado al Presidente de la República, quien, entonces, no habría estado en condiciones de promover su candidatura al solio presidencial.

“De esa manera, por supuesto, nuestro candidato habría perdido. Pero la obstinación frente a lo imposible ofuscó la claridad de pensamiento, conduciéndolo a una derrota inmerecida, la cual pudo haberse evitado”, concluyó Leonel.