¡XIV Simposio Crítico en la UASD!

07_12_2019 Areíto 07-12-2019 Areíto8

Dedicado a Marianne de Tolentino

“El Simposio de Historia y Crítica del Arte de la UASD es el único fórum realmente abierto del país donde se abordan con seriedad y profundidad las problemáticas del arte contemporáneo, la historia y la crítica del arte. Este espacio dialógico se ha convertido en verdadero referente de apertura reflexiva sobre la imaginación creadora y los saberes humanísticos. Destacamos su carácter interdisciplinario e inclusivo. Desde la Facultad de Artes, la Escuela de Crítica e Historia del Arte y el Simposio Crítico de la UASD, seguimos consolidando la escuela del pensamiento sensible” … (Fidel Munnigh, 2019).

La precisión “topográfica”, implicatoria y significativa de las principales ponencias del “XlV Simposio Internacional de Historia y Crítica del Arte” de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, no sólo ha vuelto a evidenciar, sino también reafirmar y expandir la vocación de este evento como plataforma paradigmática de estudio, reflexión y diálogo abierto y fraternal sobre la cultura, la imaginación creativa, la educación, las artes visuales contemporáneas y el pensamiento crítico en la República Dominicana.
Dedicado a Marianne de Tolentino, personalidad icónica de la crítica del arte en el Santo Domingo de las últimas cuatro décadas, y bajo el lema “Arte, educación artística y diversidad cultural”, el evento se efectuó el sábado 23 de octubre en el Paraninfo Ricardo Michel de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales. En su discurso de apertura, el doctor Fidel Munnigh, ha valorado el hecho de la celebración ininterrumpida (desde el 2006) y su proceso hasta tornarse en “una verdadera necesidad espiritual para la comunidad universitaria”. En esta ocasión, con su habitual perspicacia y proactividad, el respetado educador y filósofo uasdiano ha planteado una serie de interrogantes cuyas virtuales respuestas nos situarían más allá de los territorios del vértigo y la provocación.

“¿Qué retos y desafíos supone, tanto para la creación como para la educación artística, la amplia y abigarrada diversidad cultural de nuestro tiempo? Así como existen políticas de identidad, ¿existen también políticas de la diversidad? ¿Cuál es la relación entre diversidad cultural y educación artística? ¿Hacia dónde apuntan los programas actuales de educación artística en la República Dominicana? ¿Cuál es la pertinencia y la funcionalidad de los nuevos enfoques curriculares?” …

En vista de la naturaleza multidisciplinar y/o transdisciplinaria del Simposio, el programa de ponencias ha enfatizado en la polivalencia de enfoques y aportes de las ciencias sociales y las humanidades. Contextualizando la transversalidad de los saberes, los principales exponentes no sólo integraron y asimilaron la estética, la historia, la teoría y la crítica del arte, sino también la filosofía, la sociología, la antropología, la arquitectura y los estudios culturales.

La diversidad (social, política, ideológica, étnica, cultural y artística); el papel del arte en la sociedad y la importancia de la educación artística como parte de la educación ciudadana en un mundo traspasado por la multiculturalidad, fueron cuestiones analizadas a profundidad por prestigiosos académicos como Odalís G. Pérez, Plinio Chahín, José Oviedo, Domingo de los Santos y Dustin Muñoz. Otras ponencias edificantes, resultaron las de Marianne de Tolentino: “Del Limón a París: Bicentenario de Theodore Chasseriau” y Myrna Guerrero, sobre la trayectoria e impronta de Marianne de Tolentino.

Asimismo, Fidel Munnigh, presentó una propuesta curricular para la educación artística, defendiendo la pertenencia de la carrera de Licenciatura en Educación Artística (por crearse) a la Facultad de Artes y su Escuela de Crítica e Historia del Arte. Juan José Mesa, expuso sobre la influencia del artista español José Gausachs (1889-1959) en la pintura dominicana. El doctor Odalís G. Pérez, siempre puntual e incisivo, introdujo un análisis tan inefable como deslumbrante sobre relación entre creatividad, producto artístico, políticas institucionales, crítica del arte y estudios culturales a partir de las imágenes de la violencia contemporánea, resultando ésta la ponencia más brillante y elocuente del apretado programa.

En su conferencia titulada “HRSuriel: el suplicio delirante”, Plinio Chahín abordó la obra del destacado artista dominicano HRSuriel desde una singular lectura poética y especulativa. El sociólogo José Oviedo, expuso en torno a “las modernidades múltiples”, puntualizando sobre el experimento socioeconómico de San Pedro de Macorís y su coincidente modernidad arquitectónica, mientras que Luís Graham Castillo exhumaba los restos de la sorpresa con su rasante, “insolente” y anfetamínico dossier sobre la sexo-disidencia en el arte dominicano contemporáneo.

Así, en su XIV edición, el Simposio de Historia y Crítica de Arte de la UASD se reafirma como el más vibrante laboratorio reflexivo sobre las humanidades, la educación, la cultura visual, las nuevas prácticas creadoras y el producto artístico nacional. Entonces, otra vez felicitamos a Fidel Munnigh (director de la Escuela de Crítica e Historia del Arte); Dionis Rufino (Decano de la Facultad de Artes); Odalís Pérez (director de la Escuela de Cine); Arelis Subero (Vicedecana de la FA) y sus apasionados incondicionales de primera línea: Juan Tiburcio, Anitza Gutiérrez, Amelia Soto, Julissa Rivera y Albacelis Acosta, por seguir reavivando el espíritu de la crítica del arte en Santo Domingo.

En síntesis
Simposio Critico

El Simposio Critico se constituye en un verdadero hito desde los ámbitos académicos, la educación superior, la cultura y las artes visuales, poniendo a la UASD y el arte dominicano en la mira nacional e internacional. El tributo merecido, oportuno y justiciero a Marianne de Tolentino, trasluce la integridad de visión y misión del equipo organizador. Nacida y educada en Francia, Marianne de Tolentino, llegó nuestro país en plena juventud. Su nombre, su personalidad y sus aportes, implican pasión, disciplina, esmero y legado ejemplar. Su vasta producción, publicada en periódicos, libros, catálogos y revistas nacionales e internacionales, le consagra y le distingue definitivamente, junto a María Ugarte, Aída Cartagena Portalatín, Jeannette Miller y Myrna Guerrero, dentro del quinteto femenino con mayores aportaciones al desarrollo de la práctica reflexiva en torno al quehacer artístico dominicano de todos los tiempos.