La recomendación del patólogo Sarita Valdez en caso cadáveres positivos a Covid-19

La recomendación del patólogo Sarita Valdez en caso cadáveres positivos a Covid-19

Patólogo forense Sergio Sarita Valdez.

El patólogo forense Sergio Sarita Valdez advirtió que, como el país no cuenta con la estructura para poder manejar una posible oleada de fallecidos por Covid-19, lo más recomendable es la no exposición en las funerarias de los cuerpos, ni realizarles autopsias y que sean mantenidos en un lugar sellado herméticamente y aislados.

“El país no tiene la infraestructura, no la ha tenido y todavía no cuenta con ella, para poder manejar o contener cincuenta o 100 cadáveres, a propósito de que las personas envejecientes son susceptibles a sufrir una enfermedad mortal causada por este virus”, dijo el experto.

Sarita Valdéz advirtió que como existe un cierre total por aire, mar y tierra, en caso de que extranjeros que estén en el país mueran se desconoce donde se podrán los cadáveres y que a los tales no se debe hacer autopsias.

“Demás está decir que no se les practicar autopsias a personas fallecidas por el coronavirus o sospechosas de la enfermedad, por un tema de bioseguridad y las altas posibilidades que hay, que del cadáver se infecten los vivos y siga la pandemia”, expresó.

¿Qué hacer con cadáveres que tengan Coronavirus Covid-19? El experto en patología forense recomendó que a las funerarias la cero exposición de los cuerpos, tanto de los infectados o dudosos de infección, y los ataúdes ser sellados, protegidos y mantenidos aislados en riguroso hermetismo.

“En término de funerarias deben ser manejados en tránsito rápido desde el momento que mueren, para ya sea cremarlos o sepultarlos de inmediato. No se puede estar haciendo velatorios con visita de gente tocando el cuerpo”, recomendó.

El experto instó a las autoridades sanitarias del país a ponerse de acuerdo con las empresas que manejan cadáveres, (Funerarias) para hacer una especie de negociación con respecto al tiempo y el almacenamiento de los cadáveres en el caso de los extranjeros o almacenarlos en furgones frigoríficos apartados hasta que puedan ser devueltos a sus países de origen, mientras el país considera una salida.

«República Dominicana que tiene un renglón importante en su economía que depende del turismo en caso de que ocurra un desastre natural, un accidente aéreo o un caso como la pandemia de ahora del Covid-19, donde los fallecidos o los positivos al virus son personas que llegaron del extranjero, el país no cuenta con un espacio para manejar o contener cincuenta o 100 cadáveres de turistas o de cientos de dominicanos que mueran».

“Desde el 1982 empezamos ha hablar de la necesidad de que el país contara con los servicios adecuados de patología forense y de que se habilitara un espacio físico donde se recibieran los cadáveres para hacerles los estudios de lugar”, dijo el experto quien destaca que hizo la advertencia a todos los gobiernos desde ese entonces hasta la fecha, sin que se le hiciera caso.

Más leídas