29% de subempleo expresa deterioro del mercado de trabajo

http://hoy.com.do/image/article/476/460x390/0/6D076CFC-9B59-44F1-8115-C6B963A89439.jpeg

De 3.4 millones de dominicanos ocupados en los últimos cinco años,  el 28.5%,  unos 977 mil,  han estado  subempleados porque han tenido una jornada de trabajo inferior a la establecida o recibían un ingreso por debajo del monto mínimo legal, según un informe sobre la situación social del país realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Se trata de un fenómeno que  está presente en todos los sectores de la economía, incluso en el turismo.

De 3.4 millones de dominicanos ocupados en los últimos cinco años,  el 28.5%,  unos 977 mil,  han estado  subempleados porque han tenido una jornada de trabajo inferior a la establecida o recibían un ingreso por debajo del monto mínimo legal, según un informe sobre la situación social del país realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El estudio detalla que  está presente en todos los sectores de la economía, siendo los de mayor intensidad la agricultura, ganadería, hoteles, bares,  restaurantes y manufacturas, que  concentran el 80%.

Muy grave

 El informe considera como elevado el nivel de subempleo, el cual  se ha convertido en  una de las características distintivas del mercado laboral dominicano y en  uno de los principales obstáculos para lograr desarrollo humano.

 “Este cambio refleja un deterioro en la calidad del empleo y constituye una limitación para el ejercicio pleno de las capacidades de los hombres y mujeres, afectando las posibilidades de desarrollo humano y cohesión social. También refleja la incapacidad del mercado laboral de absorber mano de obra en mejores condiciones laborales”, indica el estudio del PNUD.

De los 977 mil subempleados,  el 55%  tiene una jornada inferior a la establecida. Mientras que  el 45% labora por un salario inferior al mínimo legal.

Tendencia

La tasa de subempleo ha mantenido una tendencia creciente, pues en el período analizado (2004 y 2008) ha pasado de un 23.6% a un 26.9% hasta alcanzar el 28.5%.

En promedio, para el período 2004-2008, alrededor de seis de cada diez subempleados eran hombres. Tanto para hombres como para mujeres el subempleo por menos o más horas de trabajo  es mayor que el por ingresos por debajo de lo establecido.

División

 Por grupos ocupaciones, los subempleados  están  concentrados principalmente en trabajadores no calificados con un 28%, trabajadores del sector  servicios con 19% y operarios y artesanos en 14%.

 El menor porcentaje de subempleados se encontró entre los gerentes, los profesionales e intelectuales y los técnicos de nivel medio.

El  informe sobre la situación social del país hecho por el PNUD recoge los indicadores básicos en materia de salud, educación, seguridad social, justicia, entre otros tópicos. Consta de 1,300 páginas y será presentado en febrero.

Las claves

1.  Definición

Banco Central define a los subempleados como los grupos dentro de la población ocupada que tienen:  a) Una jornada de trabajo inferior a la establecida (subocupados visibles). b) Las personas laboran una jornada igual o mayor a la establecida pero recibiendo un ingreso por debajo del mínimo admitido según la actividad (subocupados invisibles).

2. Por edad

Otro hallazgo fue que  la mayoría de las personas subempleadas tienen entre 20 y 39 años (53%), seguido por el grupo de edad de 40 a 59 años (32%), mientras que en los extremos, es decir, jóvenes (entre 10-19 años) y envejecientes (60 años y más) representan cerca del 8%.

3.  Informal

El estudio  también arrojó que el 80% de  los nuevos empleos  en los últimos ocho años han sido generados por el sector informal.

Empleo y sexo

El informe indica que las mujeres ganan menos que los hombres a pesar de su mayor calificación educativa, y sin importar el nivel educativo alcanzado, “lo que constituye un elemento de inequidad que limita una mayor cohesión social”.

 Señala que la tradicional brecha salarial entre hombres y mujeres ocupadas se ha mantenido en los últimos ocho años, donde las mujeres perciben un ingreso mensual en promedio 24.2% más bajo que los hombres.

Esta diferencia es aún mayor entre los grupos de profesionales e intelectuales (donde el porcentaje de mujeres ocupadas supera a los hombres) y los operarios  y aún en actividades totalmente feminizadas, el salario de las mujeres es inferior al de los hombres .

Con respecto al sector informal, los indicadores de ingresos revelan que las personas empleadas reciben, en promedio, un ingreso por hora equivalente al 74% del que reciben aquellas empleadas en el sector formal.

Esta brecha de ingresos es mayor para los trabajadores informales pertenecientes al 20% de la población más pobre, quienes pueden percibir un ingreso por hora de hasta casi un 38% más bajo que aquellos pertenecientes al 20% de la población más pobre ocupada en el sector formal.

El informe sugiere un conjunto de políticas  para eliminar las brechas que se perciben en el mercado, en particular las disparidades salariales y la dificultad de acceso al mercado laboral que tienen las mujeres, los jóvenes y las personas con discapacidad.