5 claves para preparar una buena pasta, según chef Michele Tomadin

Michele Tomadin durante el “cooking show” realizado en días pasados en supermercado Bravo

La pasta, uno de los ingredientes principales la gastronomía italiana, se ha ganado un espacio importante en la canasta básica de la cocina dominicana, debido a su relativo bajo costo y su fácil preparación. Sin embargo, muchos desconocen cómo prepararla correctamente, y el chef italiano Michele Tomadin ha dejado cinco consejos fundamentales para lograrlo.
Las claves para cocinar la pasta de forma correcta, según el chef italiano invitado al país por la marca de pastas y salsas Barilla, son:
1. La calidad de la pasta. Según el chef italiano, deben tener firmeza, consistencia y sabor. Es fundamental elegir un buen producto, que es aquel que se obtiene a partir del trigo duro. “En Italia por ley la pasta tiene que ser elaborado con trigo duro, porque nos preocupamos mucho por la salud de las familias y es un producto que se consume al menos cuatro veces por semana”, explicó.
Así mismo explicó que para reconocer una buena pasta basta comprobar que no se deforma en el plato, si tiene o no una textura rugosa que facilite la absorción de las salsas, si mantiene el color y la consistencia, y, por supuesto, si tiene un sabor claramente diferenciado.
2. Forma de cocción y cantidad en función de los comensales. Cuando cocinamos pasta larga debe ser en una olla alargada, en cambio, cuando son pastas cortas, deben ser hervidas en una olla redonda. Debe emplear una olla grande con aproximadamente un litro de agua por cada ración.
¿Y por qué? Pues porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y, si hubiese poca agua donde diluirse, formaría una especie de cola. Esta cola de almidón impediría a la pasta hidratarse bien y favorecería que se pegue entre sí.
La cantidad de pasta debe ser entre 90 y 120 gramos por persona, dependiendo de si es plato único o no.
3. Cuando el agua rompe a hervir, introducimos la pasta y añadimos 1 ½ cucharada de sal por cada 480 g de pasta. No solo le aporta sabor, sino que evita que se pegue, por lo que no hay que añadir aceite ni otro ingrediente al agua de cocción.
4. Cuando la pasta es de calidad, el tiempo de cocción suele ser de 10 a 12 minutos, pero lo mejor es seguir las indicaciones del fabricante y probarla para que quede al dente, no pasada.
5. La pasta larga (spaguetti, linguini, capellini o fusilli lunghi) va mejor con salsas más líquidas o cremosas, mientras que la pasta corta, como el macarrón, penne lisce o rigate, rigatoni, elicoidali, radiatori o fusilli, requiere de salsas que se agarren mejor. Uno de sus trucos es agregar a la salsa un poco del agua de cocción de la pasta.
El extra. La salsa debe estar lista en la olla o recipiente al que se añadirá la pasta una vez escurrida, sin secarla completamente y nunca lavada tras la cocción.
“Cooking shows”. Durante su reciente visita al país, Tomadin compartió con los clientes del supermercado Bravo, hipermercado Carrefour y aficionados a la gastronomía italiana el proceso de elaboración de cuatro platos representativos de la cocina de ese país a través de un “cooking show” ofrecido por ejecutivos de la marca de pastas y salsas Barilla.
El chef mostró cómo preparar pasta con pesto o con salsa de tomate y albahaca, dos de las salsas principales que integran el portafolio de productos Barilla. También explicó que este tipo de actividades están enmarcadas en la campaña que lleva adelante la marca en todos los mercados donde tiene presencia sobre consumo de pasta italiana, es decir, pasta de trigo duro.