5 consejos para viajar seguro en Semana Santa

d2

Se acercan los días feriados de Semana Santa y una opción para muchos es viajar en auto de visita a parientes y amigos.

Tomando por descontado que el auto está en buenas condiciones: La responsabilidad, atención en la carretera y una correcta planificación, son elementos que debemos siempre tener en cuenta cuando nos preparamos para el viaje. Además, el control de las ruedas nos permitirá viajar seguro y sin contratiempos.

Aquí les damos unos prácticos consejos que le permitirán disfrutar de sus vacaciones sin adversidades:

Revise los neumáticos. Es un hecho que usar gomas con presión de aire incorrecta puede resultar peligroso y caro. Variaciones de un 10% (por encima o por debajo de la presión ideal) puede ocasionar perdida de maniobrabilidad y la vida útil de los neumáticos se reducen significativamente.??

Utiliza neumáticos iguales.

Aunque sean parecidos, cada goma está diseñada para soportar diferente presión. Variar el ancho o diámetro de un neumático puede provocar problemas en la suspensión.

Controlar el equilibrado de las gomas. Compruebe que no haya nada que pueda causar vibraciones, como piedras incrustadas en las banda de rodamiento, abultamiento o cortes en los laterales. Además, revise la presión mientras las gomas están frías y compruebe el grado de desgaste de la banda de rodamiento, incluida la de repuesto.??

Repartir la carga.

Es divertido cargar el baúl en el periodo de vacaciones, pero ¡no se deje transportar por la emoción!. trate de no llevar más equipaje del que necesita, no sobrecargue el baúl y repartir el peso del equipamiento es sinónimo de salvaguardar la estabilidad del auto.??

Programa el descanso.

Para viajes largos se recomienda siempre tomar en cuenta algunos períodos de descanso. Manejar a la defensiva para prever los conductores violentos y mantenerse a distancia prudente, es sinónimo de buen conductor. Y recuerde, para que su esperada partida en automóvil sea un viaje placentero y no un recorrido malogrado debe recordar que, ¡el precaver es mejor que lamentar! Feliz Semana Santa.