50 aniversario con misa de acción de gracias

7C_Rostros_12_1,p14

Punta Cana inició hace 50 años como un sueño con un enfoque claro hacia el futuro que generó lo que es ahora: uno de los principales destinos del Caribe, y en agradecimiento, sus ejecutivos empezaron a celebrar sus cincuenta años de su fundación con una misa de acción de gracias.

Durante el evento, el presidente y CEO de Grupo Puntacana, Frank Rainieri, recordó su llegada a la región en 1969, cuando este lugar se llamaba Yauya o Punta Borrachón, y el sueño -la visión- de crear aquí un destino turístico sostenible y una comunidad de desarrollo inmobiliario, lo que se ha hecho realidad gracias a la perseverancia y al trabajo de mucha gente.
“Estamos eternamente agradecidos con las miles de personas que durante estos largos 50 años nos han apoyado, de una u otra manera, comenzando con los que han sido parte de la familia Puntacana e hicieron suya nuestra filosofía, permitiéndonos superar los momentos difíciles, disfrutar los éxitos, y crecer hasta lograr que Punta Cana se convirtiera en el destino más importante de todo el Caribe insular”, expresó Rainieri.
El presidente del Grupo Puntacana narró que en los años sesenta habitaban en la zona 52 familias y hoy residen más de 140 000 personas, lo que representa el crecimiento poblacional y económico más grande en el país.
La misa fue oficiada por monseñor Antonio Camilo González, obispo emérito de La Vega; monseñor Gregorio Nicanor Peña, obispo de la Diócesis de Nuestra Señora de la Altagracia; y monseñor Santiago Rodríguez, en presencia de accionistas, funcionarios gubernamentales, propietarios, amigos, representantes de medios de prensa y otros allegados.