7 días de cine
Motoristas, músicos y “posesos” Motoristas

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/F0FBCDB9-6263-4844-9B8F-C3BD69D96C76.jpeg

Ellos son: John Travolta, Tim Allen, William H. Macy y Martin Lawrence. Habitan en las afueras de la ciudad y andan en busca de aventuras que van a encontrarlas por allá por Nuevo México cuando se enfrenten a una banda chicana o algo por el estilo.

Todavía quedan los remanentes de los sesenta, aquellos que se aferran a la nostalgia de los hippies y los motores. Recuerden que con el tema de los motoristas hay una película “bandera”, una cinta emblemática que nadie puede echar a un lado a la hora de estudiar el cine desde el punto de vista sociológico. Esa película, ya ustedes la habrán adivinado, es “Buscando mi destino” (Easy rider) que dirigiera y protagonizara Dennis Hopper.

Junto a él estaba Peter Fonda, que era uno de los máximos exponentes de aquella subcultura, y un Jack Nicholson que no se le quedaba atrás.

Pues bien. Todo olía a “Peace” y “Love” y a “L.S.D” y a marihuana. Y todo olía también a gasolina.

A partir de “Easy rider” fueron muchos los chicos que volvieron del Vietnam absolutamente traumatizados por los estragos de la guerra y el sentimiento de culpabilidad.

Algunos de ellos se reincorporaban a la vida civil, pero otros no podían hacerlo y se convertían en marginados, en motoristas como, en su día, lo había sido el Marlon Brando de “El salvaje”. Y es que, aclaremos esto, los pandilleros motorizados existían previamente.

Antes de “Easy rider” recordamos que una cinta, protagonizada por un actor desconocido que respondía al nombre de Tom McLaughlin (que también dirigía con seudónimo) se convirtió en un éxito inesperado y permaneció en cartelera durante varias semanas.

“Nacidos para perder” (Born losers) vio nacer al personaje de Billy Jack que volvió a la pantalla en otras oportunidades y caracterizado por el mismo actor.

Digamos que, por aquellos años, se creó un verdadero subgénero de cintas de bandas de delincuentes que recorrían las autopistas en estos vehículos y que Jack Nicholson protagonizó una de ellas titulada “Los ángeles del infierno” (Hell´s angels on wheels), donde la fotografía corría a cargo del entonces desconocido Lazlo Kovacks.

Ni siquiera un par de veteranos como Bette Davis y Ernest Borgnine se libraron de esta moda y ambos, ataviados como hippies y con todos sus años a cuestas, se dedicaron a cometer atracos en “Bunny O´Hare”, una cinta realmente embarazosa, pero igualmente insólita.

Creíamos que ese asunto de las motos estaba mandado a guardar y que se quedaría en aquellos años donde Marianne Faithful y Alain Delon eran los protagonistas de la adaptación fílmica de “La motocicleta” de Andre Pierre De Mandriague titulada para la pantalla “La muchacha de la motocicleta”.

Pero ahora vemos reaparecer los motores con Travolta a la cabeza en “Rebeldes con causa”.

MUSICA

El cine está plagado de ellos.

Se nos han contado historias basadas, más o menos, en las vidas de célebres compositores o intérpretes. Hemos visto en celuloide desde las biografías de grandes músicos clásicos como Beethoven, Chopin o Mozart hasta las más recientes de Cole Porter o Gene Kruppa.

También hemos tenido compositores e intérpretes imaginarios, vidas de ficción ligadas a la música. Algunas de estas películas han sido tan excelentes como “Bird” o “Round midnight”, como “Amadeus” o “Phantom of Paradise”.

Otras, basándose en la realidad, la han deformado y dulcificado tanto como aquella biografía de Porter titulada “Night and day” que presentaba sólo lo que le interesaba a Hollywood en aquel momento.

Hoy, en las carteleras, tenemos una comedia romántica sobre música. Su título es, precisamente, “Letra y música”. La protagonizan Hugh Grant y Drew Barrymore a quienes el mundo de la comedia no les es ajeno. Y mucho menos el romántico.

A los “posesos”, representados por “La maldición 2”, en su versión occidental con el mismo director oriental, vamos a dejarlos con sus demonios.

ESCANDALO

Antes de continuar adelante quisiéramos al menos, ya que debido a las festividades de la Semana Santa no salió nuestro artículo del otro sábado, recomendarles encarecidamente que vean esta película por la cual Judy Dench y Cate Blanchett fueron nominadas al Oscar.

La Dench es un auténtico monstruo de la actuación y la Blanchett una actriz de primer orden.

LETRA Y MUSICA

(Título original: Music and lyrics, Dir: Mark Lawrence, Int: Hugo Grant, Drew Barrymore, Campbell Scott, Brad Garrett)

El perteneció a un grupo pop famoso en los ochenta y ella le riega las flores del apartamento.

Una cantante de moda se antoja de una canción para que se la escriba él y la canten a dúo.

El no sabe escribir letras pero Sophie, la muchacha que riega las matas, es toda una experta con las rimas. Excelente punto de partida para una cinta que posee un jugoso y satírico guión y que, además, se beneficia de la extraordinaria química que surge entre sus protagonistas.

Irónica, divertida y tierna, es de lo mejor de este género salido en los últimos años del decadente Hollywood.
Calificación: 4 (Muy buena)