9 teorías para explicar la muerte de Edgar Allan Poe

AR1

La muerte de Edgar Allan Poe está envuelta en tal misterio que parece directamente sacada de las páginas de uno de sus relatos. El último dato fiable que se conoce es que el 27 de septiembre de 1849 partió de Richmond, Virginia, hacia Filadelfia para editar una colección de poemas para la señora St. Leon Loud, una figura menor de la poesía estadounidense de la época. El 17 de octubre el poeta iba a contraer matrimonio con Sarah Elmira Royster y quienes lo vieron en Richmond lo encontraron con un buen estado de ánimo. Sin embargo, nada más se sabe sobre su paradero hasta que una semana más tarde, el 3 de octubre, un impresor llamado Joseph W. Walker lo encontró en el suelo de una de las calles de Baltimore, frente al Salón del artillero, en un estado lamentable: despeinado, demacrado, sucio, casi inconsciente, delirando y con unas ropas completamente destrozadas que no eran de su talla.
Walker le preguntó a Poe si tenía conocidos en Baltimore que pudieran ayudarlo y este, en mitad del delirio, le dio el nombre del editor Joseph E. Snodgrass. Así que Walker escribió la siguiente nota a Snodgrass comunicándole el terrible suceso: «Estimado señor. Hay un caballero, más bien mal vestido, en el 4º distrito de Ryan, que se hace llamar Edgar A. Poe, y que aparenta estar muy angustiado, dice ser conocido de usted y, le aseguro, está necesitado de ayuda inmediata. Suyo, apresuradamente, Jos. W. Walker». Después de leer la nota Snodgrass se apresuró al lugar donde se encontraba Poe y lo trasladó al hospital de la Universidad de Washington, donde fue atendido por el doctor John Joseph Moran.
El día 7 de octubre, a las 5:00 de la madrugada, fallecía Poe en ese mismo hospital, sin que en ningún momento tuviera la suficiente lucidez como para explicar cómo había llegado a tan deplorable estado. Lo único que acertó a decir en sus últimos momentos fue «¡Que Dios ayude a mi pobre alma!», además de repetir de forma obsesiva el nombre de un tal Reynolds, cuya identidad se desconoce. Además de la enigmática identidad de Reynolds, la muerte de Poe está rodeada de otros misterios: se le negaron las visitas en sus últimos días, las declaraciones del doctor Moran ¿la última persona que lo vio con vida? estaban llenas de contradicciones y su certificado de defunción desapareció para siempre.
Oficialmente, la causa de la muerte, según informaron algunos periódicos de la época, había sido una «congestión del cerebro» o una «inflamación cerebral», que eran eufemismos que se utilizaban para las muertes causadas por alcoholismo. No obstante, teniendo en cuenta que todos los registros y documentos médicos, incluyendo el acta de defunción, se perdieron, la causa verdadera de la muerte de Poe sigue siendo un misterio.
A lo largo de los años se han propuesto infinidad de causas para explicar la muerte de Poe, desde suicidio relacionado con estados depresivos o raras enfermedades del cerebro, hasta diabetes o hipoglucemia, pasando por el abuso de drogas, sífilis, apoplejía, cardiopatías, epilepsia o meningitis, entre otras. En un artículo publicado en la revista del Smithsonian, Natasha Geiling hace un repaso por nueve de las teorías más habituales que suelen darse para tratar de desentrañar el enigma de la muerte de Poe. Aunque hay muchas más, me gustaría hacerme eco de estas a continuación.
1. ALCOHOL
Es la primera explicación que se le dio a su muerte. Snodgrass, que era partidario de la abstinencia, estaba seguro de que Poe murió de alcoholismo y así lo comunicó. Lo que le había pasado a Poe era un final ejemplar para todos aquellos que abusaban del alcohol. Sin embargo, Moran contradice esta versión, ya que según su examen médico Poe no presentaba síntomas de intoxicación ni su aliento olía a licor. Se sabe que Poe durante algunas épocas de su vida fue bastante aficionado a la bebida, aunque, según se ha documentado, no era capaz de soportar más de una copa de vino sin caer ebrio. Durante algunas épocas de su vida, coincidiendo con los periodos difíciles, llegó a beber bastante, pero en otros momentos prácticamente no probaba el alcohol. De hecho, meses antes de su muerte ingresó en los Hijos de la templanza, un movimiento para evitar el alcohol. El encargado de supervisar el compromiso abstemio de Poe era William Glenn, que declaró que años después dijo que no había razones para creer que este hubiera violado su promesa mientras estaba en Richmond.
2. UNA PALIZA
Fue una de las primeras teorías distintas al alcohol. Sugerida por su biógrafo E. Oakes Smith, esta hipótesis sostiene que Poe fue salvajemente golpeado a causa de un lío de faldas, como venganza personal de una mujer a la que había hecho daño. También puede combinarse con la anterior. Eugene Didier escribió un artículo en 1872 donde sostenía que Poe se había encontrado en Baltimore con algunos amigos de West Point, que había ido a beber con ellos, que se había emborrachado rápidamente y que se retiró a pasear solo, hasta que fue robado y golpeado por una pandilla de ladrones.
3. FRAUDE ELECTORAL
El cooping era un método de fraude electoral común en los Estados Unidos durante el siglo XIX que consistía en secuestrar a una víctima inocente, drogarla o emborracharla, disfrazarla y obligarle a votar por un mismo candidato varias veces en distintos lugares bajo múltiples identidades. Algunas señales apuntan hacia esa posibilidad, como por ejemplo que Poe fuera encontrado en un día de elecciones o que vistiera una ropa de una talla que no le correspondía. Es por eso que desde 1870 ha sido una de las explicaciones más aceptadas y una de las más habituales en sus biografías.
4. ENVENENAMIENTO POR MONÓXIDO DE CARBONO
En 1999 Albert Donnay, un ingeniero de salud ambiental de Baltimore, lanzó la teoría de que la muerte de Poe podía ser el resultado de una intoxicación por monóxido de carbono del gas de carbón que se utilizaba para la iluminación interior durante el siglo XIX. Donnay analizó muestras del cabello de Poe en busca de restos del gas de carbón. Sin embargo, sus conclusiones no fueron tan decisivas como para demostrar que tenía razón, así que la teoría fue desechada.
5. ENVENENAMIENTO POR METALES PESADOS
Las pruebas de Donnay no demostraron la teoría del envenenamiento por monóxido de carbono pero sí revelaron niveles elevados de mercurio los meses anteriores a la muerte de Poe. Meses antes de su muerte se produjo una epidemia de cólera en Filadelfia y Poe estuvo expuesta a ella ¡por cierto, que el cólera es otra de las teorías que se barajan para su muerte! En una carta a su tía María Clemm escribió diciéndole que podría «haber tenido el cólera o espasmos igual de malos». Para combatir esos síntomas el médico de Poe le habría recetado cloruro de mercurio, lo que explica el envenenamiento, además de los terribles delirios y las alucinaciones que tuvo antes de morir. Pero, a pesar de que se encontrase restos de mercurio en el cabello de Poe, sus niveles siguen estando muy por debajo de lo que se considera necesario para que se produzca intoxicación.
6. UNA GRIPE
Otra posibilidad que encaja con el escenario anterior, sin necesidad de tener que recurrir al cólera, es pensar que Poe pasara por una gripe que se le complicara en neumonía. En efecto, su última noche en Richmond estaba delicado de salud, tanto que Sarah Elmira llegó a pedirle que no hiciera el viaje. Poe llegó a visitar a un médico, que le dio ese mismo consejo. La intensa lluvia que había en Baltimore puede explicar por qué Poe llevaba unas ropas que no eran las suyas ¿contando con que las suyas se mojaran?, y la fiebre provocada por la neumonía puede explicar las alucinaciones.
7. RABIA
En 1996, durante una conferencia de patología clínica en la que se le presentaba a varios médicos la descripción de los síntomas de un paciente hipotético para que se realizara un diagnóstico, al doctor Michael R. Benítez se le consultó acerca de un tal «EP, escritor de Richmond». Tras explicar los síntomas de EP ¿delirio, alucionaciones, frecuencia del pulso, respiración rápida? el doctor dictaminó que el paciente padecía de rabia. Más tarde supo que EP era Edgar Allan Poe y escribió un artículo que corrió como la pólvora. Sin embargo, aunque la rabia era algo bastante habitual en el siglo XIX, sin un análisis de ADN es imposible certificar con absoluta seguridad que ese fuera el motivo. Además, hay que tener en cuenta que Poe no presentaba ninguna evidencia de mordedura.
8. UN TUMOR CEREBRAL
Esta teoría, una de las más recientes, podría explicar el extraño comportamiento de Poe en sus últimos momentos. El poeta fue enterrado originalmente sin lápida, pero en 1875 sus restos fueron trasladados a su localización actual, el cementerio de Westminster. Según varios testimonios, cuando el cuerpo de Poe fue exhumado su cráneo se encontraba en perfectas condiciones y su figura era perfectamente reconocible. Uno de los trabajadores que retiró los restos notó que había una extraña protuberancia en el cráneo, según la prensa, el cerebro del autor. El escritor Matthew Pearl, que escribió un conocido thriller sobre la muerte de Poe titulado La sombra de Poe, en la fase de documentación de su novela llegó a consultar a un médico forense sobre la protuberancia. Este le dijo que, si bien no podía tratarse del cerebro, sí podía ser un tumor, que puede llegar a calcificarse tras la muerte.
9. ASESINATO
Es una de las teorías más recientes, y quizá una de las más atractivas, porque convierte los últimos días de Poe en una especie de relato policíaco. En el año 2000 el autor John Evangelist Walsh lanzó la hipótesis de que Poe podría haber sido asesinado por los tres hermanos de Sarah Elmira, que estaban en contra del matrimonio. Según Walsh, al descubrirlo Poe cambio su ropa y se ocultó durante casi una semana en Filadelfia, antes de regresar a Richmond para su boda. Pero Poe fue interceptado en Baltimore, donde le obligaron a beber whisky y lo golpearon hasta dejarlo en un estado cercano a la muerte. No obstante, aunque esta hipótesis da para una buena novela, los historiadores, biógrafos y expertos en Poe no la tienen en demasiada consideración. (Fuente: blog “La piedra de Sísifo”)