A bordo del Serenade of the Seas

http://hoy.com.do/image/article/210/460x390/0/814FED9B-B04B-40C2-BDBA-D982AF950873.jpeg

FILADELFIA.- Aunque llegamos a Filadelfia alrededor de las 12:00 del mediodía, los efectos de la baja temperatura se hacían sentir y el sol brillaba por su ausencia. Para quienes estamos acostumbrados a un clima tropical, el frío se hacía sentir con mayor fuerza sobre el rostro y las manos, a pesar de estar ataviados con la ropa adecuada.

Desde el autobús que nos trasladó hasta el muelle se podía ver el destino final de nuestra visita: el Serenade of the Seas. Blanco e imponente sobre las aguas del mar, y a la espera de que grupos de agentes de viajes y periodistas de distintos países lo abordarán y comenzara la travesía. Mientras todos abordaban, un conjunto de músicos ataviados con ropa de evidente característica, nos recordaba que estabamos en Filadelfia.

Los agentes de viajes y periodistas dominicanos que fuimos invitados a Filadelfia por A&A Tours, especialmente para disfrutar de todas las comodidades del Serenade of the Seas, recibimos las mejores atenciones de María Luisa Pérez, representante de ventas de Royal Caribbean Internacional, a través de A&A Tours.

Es inevitable que enseguida se piense en abordar un barco, la imaginación lleve a pensar en diversión, unas vacaciones placenteras, y aun mejor si éstas se realizan sobre el mar. Abordamos y sin darnos cuenta estabamos en alta mar, y a pesar de que el frío no nos permitía estar mucho tiempo en cubierta, era muy fácil observar las aguas del mar y el horizonte, debido a la impresionante estructura de cristal que este barco posee y que no solamente se luce interna, sino que tanto por los ascensores, como el comedor y otras áreas podía verse sin mucha dificultad hacia el exterior.

Luego del recibimiento, se realizó un recorrido por el barco y a seguidas un simulacro de emergencia. Más tarde una cena a la carta en el restaurante Reflections, para completar la bienvenida. Para cada día había un programa de actividades distinto: esa noche, algunos prefirieron disfrutar de una bebida y la música del bar, otros prefirieron el espectáculo de comedia en el “Tropical Theatre” o bailar en la “Vortex Disco”, una discoteca con una plataforma rotatoria donde funciona el bar.

Otra opción diferente para los viajeros, es la galería de arte con colecciones de importantes artistas, además de que cada descanso de las escalera ofrecía una interesante muestra. Por ejemplo, en una esculturas, en otra imágenes de flores o fotografías de infancia de reconocidas figuras, como Oscar Wilde y Elvis Prisley, entre otros.

Al día siguiente, evidentemente estabamos en alta mar y éste estaba intranquilo por efecto del mal tiempo, pero las actividades continuaban desde primeras horas de la mañana, con seminarios de interés para los agentes de viajes, así como actividades deportivas y recreativas para los huéspedes.

La cita en el Windjammer Café avisaba la hora de almorzar, con un variado y exquisito menú con vista al mar incluído desde cualquier punto del restaurante. Luego de la comida, un recorrido por las tiendas y otras áreas del hotel, antes de comenzar interesantes seminarios de ventas, entre otros.

Para la noche, estaba dispuesta la cena de gala y luego se pudo disfrutar del show “Vibeology”, con cantantes y bailarines. Además de interpretaciones de canciones que han sido hits en diferentes momentos, el espectáculo contó con coreografía, vistuario e interpretaciones excelentes..

En el Serenade of the Seas, los niños también cuentan con un espacio especial. En el interior, donde se puede jugar, con un mini centro de computadoras incluído, y el exterior, un mini golf y una cancha de basket, entre otros.

Los amantes de las piscinas también podían disfrutar tanto en la piscina en cubierta como la piscina interior, con una decoración y ambientación para disfrutarla.

Caribe Oriental

Navega a numerosos destinos en todo el mundo: Caribe oriental, occidental y sur, las Bahamas, El canal de Panamá, Bermudas, Pacífico noroeste, Alaska, México, Hawai, Europa, Escandinavia, Rusia, Las Islas Británicas, el mediterráneo, el Oriente Medio y Sudamérica. También, ofrecen viajes transatlánticos.

La filosofía de Royal Caribbean Internacional se encuentra recogido en un logotipo que calzan sus etiquetas de identificación y que dice: “Save the waves” es decir “salvar las olas”. Esta frase reitera los deseos de conservar la belleza de las aguas del mar y por ende la conservación del entorno natural.

Se habla de que en sus sistemas de bebidas les permite ahorrar más de dos millones de envases de aluminio por año, además de que utilizan rosetas especiales en las duchas diseñadas para ahorrar agua. Su objetivo principal es equipar sus barcos, con la intención de proteger los recursos naturales.