¿A emergencia o consulta? ¿Cuándo es necesario acudir?

¿A emergencia o consulta? ¿Cuándo es necesario acudir?

Las emergencias pediátricas han presentado una mejora en la atención en los últimos años, lo que ha causado un aumento del flujo de pacientes, por lo que suelen estar saturados. Esta saturación compromete la atención del niño que amerita cuidados de emergencia, y largas horas de espera al que no necesite una atención de emergencia. En emergencias lo primero no es quién llegó primero. Al igual que las emergencias generales, la atención en emergencia pediátrica es desarrollada bajo un proceso de triaje, que clasifica los pacientes mediante prioridad. Los pacientes clasificados que no necesitan una atención de emergencia, los tiempos de espera pueden oscilar entre 1 y 3 horas. A continuación, las banderas rojas para dirigirse a emergencias. Fiebre: Deben ser termometradas y evaluados en consulta por su pediatra. Banderas rojas son pacientes menores de tres meses, los que presentan dolor de cabeza intenso y estado decaído a pesar de la medicación adecuada. Dificultad para respirar: Pacientes con antecedentes de asma deben ser orientados concienzudamente sobre su tratamiento de base y de rescate, ya que la falta de adherencia a los medicamentos acrecienta los episodios. Banderas rojas: Los pacientes menores de seis meses, si se observa el hundimiento del pecho y las costillas, emite sonidos como pitos o dificultad para hablar, presencia de cianosis, y los que no le permiten por la respiración comer, beber y dormir adecuadamente. Vómitos: El paciente que no tolere la ingesta de líquidos tiene posibilidad de deshidratarse, por consiguiente, las banderas rojas son los ojos hundidos, hipoactividad y orina escasa. También los pacientes menores de un mes, los vómitos con sangre, también los que presenten un dolor intenso abdominal y continuo. Accidentes: Un niño accidentado es una situación preocupante. El 80 % de los accidentes pudieron ser prevenidos con supervisión y la toma de medidas preventivas. Banderas rojas: El niño involucrado en un accidente de tránsito a pesar de no presentar síntomas, el contacto eléctrico, quemaduras, heridas por mordeduras, ingesta de productos de limpieza, medicamentos, drogas o de objetos cortopunzantes como alfiler, tachuela, monedas y pilas.

Al igual que las emergencias generales, la atención en emergencia pediátrica es desarrollada bajo un proceso de triaje, que clasifica los pacientes mediante prioridad

Las emergencias pediátricas han presentado una mejora en la atención en los últimos años, lo que ha causado un aumento del flujo de pacientes, por lo que suelen estar saturados.

Esta saturación compromete la atención del niño que amerita cuidados de emergencia, y largas horas de espera al que no necesite una atención de emergencia.

En emergencias lo primero no es quién llegó primero. Al igual que las emergencias generales, la atención en emergencia pediátrica es desarrollada bajo un proceso de triaje, que clasifica los pacientes mediante prioridad. Los pacientes clasificados que no necesitan una atención de emergencia, los tiempos de espera pueden oscilar entre 1 y 3 horas.

A continuación, las banderas rojas para dirigirse a emergencias.

Fiebre:
Deben ser termometradas y evaluados en consulta por su pediatra. Banderas rojas son pacientes menores de tres meses, los que presentan dolor de cabeza intenso y estado decaído a pesar de la medicación adecuada.

Dificultad para respirar:
Pacientes con antecedentes de asma deben ser orientados concienzudamente sobre su tratamiento de base y de rescate, ya que la falta de adherencia a los medicamentos acrecienta los episodios. Banderas rojas: Los pacientes menores de seis meses, si se observa el hundimiento del pecho y las costillas, emite sonidos como pitos o dificultad para hablar, presencia de cianosis, y los que no le permiten por la respiración comer, beber y dormir adecuadamente.

Le invitamos a leer: 4 medidas para frenar la bronquiolitis y la neumonía

Vómitos:
El paciente que no tolere la ingesta de líquidos tiene posibilidad de deshidratarse, por consiguiente, las banderas rojas son los ojos hundidos, hipoactividad y orina escasa. También los pacientes menores de un mes, los vómitos con sangre, también los que presenten un dolor intenso abdominal y continuo.

Accidentes:
Un niño accidentado es una situación preocupante. El 80 % de los accidentes pudieron ser prevenidos con supervisión y la toma de medidas preventivas. Banderas rojas: El niño involucrado en un accidente de tránsito a pesar de no presentar síntomas, el contacto eléctrico, quemaduras, heridas por mordeduras, ingesta de productos de limpieza, medicamentos, drogas o de objetos cortopunzantes como alfiler, tachuela, monedas y pilas.

Preguntas frecuentes

  1. ¿Debo llevar a mi hijo al momento de presentar fiebre?
    Si no presenta banderas rojas, debe ser evaluado por consulta. Si persisten más
    de 72 horas deben acudir a un servicio de emergencias.
  2. ¿Las nebulizaciones son mejores que la bombita con la cámara (dispensador) para mi niño con asma?
    No, si se utilizan de manera correcta, ambas tienen la misma efectividad. Luego
    de llevar el tratamiento deben ser atendidos por emergencia si no mejora.
  3. ¿Siempre deben inyectarse para los vómitos?
    No, en la mayoría de los casos, la hidratación, reposo y protección gástrica
    hacen posible la tolerancia oral.
  4. Se dio un golpe en la cabeza, ¿lo dejo dormir?
    Si va a emergencia, déjelo dormir. Si decide vigilarlo en la casa es prudente que no duerma durante las primeras 2 horas. Con respecto a las caídas los que presentan alteración de la conciencia, convulsión y deformidad en alguna parte del cuerpo, deben ser evaluados en emergencia.
  5. Si fui atendido en emergencia, ¿cuándo debe verlo el médico de cabecera?
    Lo ideal es que no pase más de 48 horas, con excepciones de ciertas patologías.

Glosario médico

Emergencia:
todas aquellas situaciones que ponen en riesgo la vida.

Banderas rojas:
son situaciones que alertan una emergencia.

Fiebre:
temperatura mayor 37.7 C

Cianosis:
coloración azul en labios o piel.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas