A juicio por crimen mayor FAD

POR DIEGO PESQUEIRA
El Juzgado de la Instrucción de la provincia Santo Domingo envió la madrugada de ayer a juicio de fondo al coronel Pablo Leonel Velásquez Taveras y otras tres personas, incluyendo un ex oficial policial, acusados de asesinar al mayor de la Fuerza Aérea Dominicana José Manuel Herrán Mancebo.

En la sentencia, la magistrada Luz María Rivas Rosario dictó no ha lugar a favor de la señora Rafaela de los Santos, Juan Emilio Díaz Ramos y  Pedro Franklin Taveras Camacho.

Los enviados a juicio criminal son el  ex oficial policial Emilio Reyes Reyes  (Jaivita), José Luís Liberato Ogando  y Guillermo Germán de los Santos.

En la audiencia, que se extendió 14 horas caracterizadas por encendidos debates, la magistrada Rivas Rosario valoró las pruebas presentadas por el Ministerio Público y la parte civil.

Velásquez Taveras y Reyes Reyes fueron enviados a juicio criminal como coautores de la muerte a tiros de Herrán Mancebo, perpetrada el 29 de diciembre del 2005.

Las autoridades han manejado la hipótesis de que el crimen se originó por razones pasionales, ya que alegadamente la esposa del coronel Velásquez habría sostenido un romance con el asesinado mayor Herrán Mancebo.

Alegan, además, que el autor material del crimen fue el ex teniente policial Reyes Reyes (Jaivita), quien adquirió una motocicleta y la preparó para cometer el hecho.

Al momento de ser asesinado de múltiples disparos, Herrán Mancebo se trasladaba a su trabajo como encargado de defensa de la Base Aérea de San Isidro. En principio su muerte se relacionó con el narcotráfico, debido a las acciones que emprendía el extinto oficial superior contra los traficantes de estupefacientes.

El Ministerio Público presentó más de 50 pruebas testimoniales y documentales para sostener la acusación.

Duarte Canaán

En torno al caso, el abogado Pedro Duarte Canaán, jefe del consejo de defensa de la parte civil, dijo que el coronel Velásquez y compartes enfrentan una condena de 20 a 30 años de prisión. Dijo estar satisfecho de la decisión del tribunal, aunque admitió que se retraso mucho en esta primera fase.

La parte civil esta constituida por la señora Maité Andreina Guerra Cruz, viuda; ingeniero Juan Alberto Polanco Rodríguez, cuñado; Elide Herrán, hermana de la víctima; Carlos Sanquintín Báez, cuñado; Libertad Herrán, hermana, y Crucita Cruz Lantigua, nuera.