A Lajún no interesa diálogo con alcaldes DN y Gran SD

HOY_008802568

Horas antes del esperado encuentro de la empresa Lajún y los alcaldes del Gran Santo Domingo, con la mediación del ministro de Medio Ambiente, la compañía emitió un comunicado en el que retira su solicitud de pago de 8.14 dólares por tonelada de basura depositada en el vertedero de Duquesa, a cambio de que un árbitro internacional determine mediante análisis de costo el precio que deben pagar los cabildos.
Con el anuncio, Lajún demuestra que no le interesa discutir con los alcaldes la crisis que creó con su propuesta de la semana pasada para aumentar las tarifas por tonelaje de basura depositada en Duquesa de hasta un mil por ciento.
Precisamente la reunión de ayer con la mediación del ministro Francisco Domínguez Brito tenía por objetivo llegar a acuerdo sobre las tarifas en base a una contrapropuesta del alcalde del Distrito Nacional y otros alcaldes del Gran Santo Domingo.
En el comunicado, Lajún sugiere a la consultora Price Waterhourse Coopers para realizar el análisis de costos y compararlo con los estándares internacionales basados en las condiciones contractuales requeridas por los municipios y el Ministerio de Salud Pública.
“Si este árbitro confirma que nuestros precios son correctos, las autoridades deberán aceptar y, por el contrario, si indica que debe ser menor, aceptaremos sin problema, dice la empresa en un comunicado.
La empresa responsabilizó a camioneros de recolectores de basura de bloquear en las primeras horas de ayer la entrada al vertedero para culpar a Lajún del retraso en el procesamiento de los desechos sólidos. Informó que ayer uno de los camiones de las compañías de transporte bloqueó la entrada con la intención de interrumpir las operaciones normales de Lajún Corporation y culpar a esta compañía de un atraso de manera injusta.
Según informaciones recogidas entre los choferes de distintas compañías recolectoras, la desesperación por la lentitud para entrar al basurero provocó la ira de algunos de sus compañeros, quienes trataron de irrumpir y entrar a la fuerza.
La situación provocó que tanto del lado de los camioneros como de los custodias del vertedero blandieran armas de fuego.
Los choferes, además del salario base que reciben por parte de las compañías recolectoras, son favorecidos por los cabildos con incentivos por cada viaje que depositan en Duquesa.
Mientras el alcalde del Distrito Nacional, David Collado, advirtió que ya la crisis en el servicio de aseo en la ciudad de Santo Domingo es insoportable y no aguantaría un día más para que salga del control del cabildo. Collado exhortó a la empresa Lajún a llegar a un entendimiento a la mayor brevedad posible, tras advertir que los intereses de la ciudad de Santo Domingo están por encima de cualquier otro. Considera que un aumento como propone Lajún, de 7 a 17 millones de pesos mensual, en el caso del Ayuntamiento del DN, es muy significativo.