A las puertas del estrellato

http://hoy.com.do/image/article/147/460x390/0/EDB0A92A-2086-4313-95A7-C7ABD23D988D.jpeg

DIONISIO SOLDEVILA
d.soldevila@hoy.com.do
Todos los años, un grupo de peloteros jóvenes encabeza un listado de los hombres que pueden convertirse en una diferencia en sus equipos.

Son hombres que originalmente no están en los planes concretos de ser determinantes, pero que por su talento se estima que pueden contribuir notablemente si reciben la oportunidad de poder jugar de manera consistente.

Y este año no es una diferencia. En ese grupo se encuentra una clase de quisqueyanos que saldrá al terreno de juego en busca de establecerse en las mayores y comenzar a ganar el reconocimiento que se merecen en base a la potencia y el talento que poseen.

Ellos, todos, son jardineros. Con los Nacionales está Willy Mo Peña; con los Yanquis de Nueva York aparece Melky Cabrera; con los Mellizos de Minnesota, Carlos Gómez y con los Cachorros de Chicago está Félix Pie.

Willy Mo. El cambio que sacó al gigante de los Nacionales puede ser crucial en su futuro. Bajo Manny Acta se espera que reciba tiempo de juego y pueda producir por encima de los 20 cuadrangulares.

 Melky Cabrera. Desplazó a Johnny Damon del jardín central el año pasado y debe ser el titular esta temporada del 2008.

Está de más decir lo que puede hacer Melky, aprovechando ahora con el nuevo dirigente Joe Girardi y su talento será clave en el éxito yanquista.

Carlos Gómez. Otro que saldrá sumamente beneficiado de un cambio de organización.

 Gómez fue una de las piezas fundamentales del traspaso de Johan Santana a los Mets de Nueva York, donde el dominicano no estaba programado para jugar este año. Sin embargo, con Minnesota, tendrá el chance de llenar el hueco de Torii Hunter.

Para el joven, con una velocidad impresionante y una furia importante, llegar a Minnesota puede ser lo que le brinde oportunidad de establecerse en el nivel grande, con menos presión que en la Gran Manzana.

Félix Pie. Desde el año pasado, el dirigente Lou Piniella se ha visto motivado por el potencial de Félix Pie. Aunque nunca ha logrado dominar su bateo, los Cachorros creen que tiene lo que se necesita para ser el jardinero central de la novena que ha gastado más de 100 millones de dólares en agentes libres.