A pensionados autoridades responden a tiros y bombas

Los pensionados muestran bombas que les fueron lanzadas ayer por la Policía para dispersarlos

Tiros y bombas fue la respuesta de las autoridades a cientos de pensionados de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional que ayer se manifestaron frente al edificio de La Hermandad de Pensionados, en la avenida John F. Kennedy para que sean incluidos en los aumentos dispuestos por el Gobierno para los activos.
De igual modo, los pensionados reclaman igualdad de condiciones en el cobro de los seguros médicos, ya que a pesar de devengar menos recursos del Estado les cobran mayor cantidad de dinero, lo que estiman discriminatorio.
Los manifestantes interrumpieron el tránsito, lo que provocó un gran taponamiento, por lo que fueron enfrentados a tiros y bombazos por parte de agentes de diferentes departamentos de la Policía Nacional, pero no se replegaron sino hasta que llegó el mayor general retirado Juan Tomás Taveras Rodríguez.
Taveras Rodríguez, presidente de la Asociación de Policías Dominicanos Activos y Retirados (Apodom), convenció a los pensionados para que abandonaran la lucha en la vía pública y logró introducirlos al patio de la Hermandad.
Taveras Rodríguez recordó que hace varios meses se dispuso un aumento salarial para los miembros de las Fuerzas Armadas y luego a los policías. Sin embargo, los pensionados fueron excluidos, aunque de acuerdo a la ley y la Constitución debe haber igualdad de condiciones.
Por esa razón, manifestó, los pensionados de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se han indignado y salieron a protestar, pero cuando se enteró de que eran maltratados por agentes de la Policía, Swat, Topos, Lince, Antimotines y otros, salió a respaldarlos.
“Cabe declarar que este aumento fue pírrico y que no fue tal como dijeron, fue engañoso, igual como el de la Policía Nacional”, indicó
Explicó que lo que hizo el Gobierno fue eliminar los especialismos, convertirlos en incentivos y aplicarlos al salario, por lo que muchos ahora ganan menos que antes, lo que quiere decir que fue un engaño.
Expresó que intervino para que los agentes detuvieran su represión llevándolos al interior de la Hermandad de Pensionados y organizar un reclamo más inteligente que el de violar el libre tránsito.
Informó que además del aumento salarial los pensionados, más de 70 mil en total, reclaman igualdad de condiciones en el descuento de los seguros de salud.
Explicó que a los militares y policías activos les descuentan un 3% de sus salarios, mientras a los pensionados que enfrentan mayores vicisitudes se les descuenta un 6%, lo que considera injusto y discriminatorio.