A pesar de crecimiento, siguen altos niveles desigualdad RD

22_11_2016 HOY_MARTES_221116_ Economía4 E

Pese al crecimiento económico del país durante muchos años, los niveles de pobreza y desigualdad son “persistentemente elevados”, según el estudio “Mejores servicios para un crecimiento inclusivo”, presentado ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
Considera que promover el crecimiento económico incluyente debe ser prioritario para el gobierno, como lo refleja la Estrategia Nacional de Desarrollo (END).
Explica que el crecimiento económico no ha traído una disminución proporcional de los niveles de pobreza, pues se calcula que más de tres millones de personas viven en la pobreza.
Indica que la proporción de ingreso que percibe el 10% de la población más pobre sigue siendo relativamente baja y se ha mantenido sin cambio durante más de una década.
El estudio fue presentado por el economista Luiz de Melo, subdirector de Gobernanza Pública y Desarrollo Territorial de la OCDE, quien resaltó que los niveles de pobreza en el país, aunque siguen bajando, son más altos que el promedio de América Latina.
Explicó que la pobreza actual del país es similar al que tenía a principios de la década del 2000.
Señaló que la República Dominicana tiene una presión fiscal baja, por lo cual no puede aumentar de manera significativa el gasto en salud.
Según el informe, el alto índice de crecimiento de la población, sumado a un ritmo acelerado de urbanización y a que una gran proporción de las minorías viven en condiciones de pobreza, impone mayores exigencias a los servicios en un contexto de limitado margen de acción fiscal.
Plantea que el crecimiento incluyente no se puede lograr si un sistema eficiente de prestación de servicios.
Sostiene que aún falta elaborar plenamente ejes de políticas públicas que influyan en el acceso a los servicios públicos, como el gobierno digital, la innovación y la simplificación administrativa.
Reconoce que los ingresos públicos relativamente bajos, sumados a “una escasa moral tributaria”, restringen los recursos para que el gobierno mejore los servicios públicos.
Recomienda que el gobierno concentre en racionalizar la estructura administrativa para minimizar las duplicidades, fortalecer la coordinación, procurar la integración y el uso compartido de los sistemas de información.
Precisa que el gobierno puso en marcha varios esfuerzos de simplificación, pero la falta de coordinación y de una estrategia clara ha dificultado los avances. El ministro de Administración Pública, Ramón Ventura Camejo, dijo que el estudio fue el resultado de un acuerdo firmado el año año pasado entre esa dependencia y la OCDE.