A PLENO PULMÓN
Terremoto  y Constitución

http://hoy.com.do/image/article/483/460x390/0/E87DA851-E5E1-4635-801B-ED066052A8C3.jpeg

Haití ha bajado ya todos –o casi todos- los escalones de la pobreza y del desorden social; para que un pueblo pierda “toda esperanza” no se requiere mucho más.  El terremoto del  martes añade al penoso rótulo dantesco la destrucción del Palacio de Gobierno.  Para un pueblo supersticioso el desmoronamiento del  asiento del poder público debe ser terrible.  Puede parecer un aviso simbólico de que hasta las fuerzas naturales doblegan su destino de nación libre.  Los líderes dominicanos han sido irresponsables con respecto de Haití; indiferentes e imprevisores muchas veces. La prueba: tenemos dentro dos millones de indocumentados.

Crueles o estúpidos, auto-destructivos o petulantes, nuestros lideres han procedido, a lo largo del siglo XX, con ceguera política frente al pueblo fronterizo.  No deberíamos continuar con esa “conducta impropia”. ¿Cuál es el problema más importante de los dominicanos? ¿La producción de energía eléctrica? ¿La organización institucional? ¿El acopio de recursos para la inversión? El principal problema dominicano es geopolítico. ¿Cómo sobrevivir en una posición geográfica que no podemos cambiar? ¿Cómo sostenernos ante la mundialización de la economía; la contratación “desterritorizada” de mano de obra?  Robert Reich,  Secretario  de Trabajo en el gobierno del Presidente Clinton, escribió un libro titulado: “El trabajo de las naciones”.  Ese título es un guiño paródico al fundador de la economía, Adam Smith, y a su texto clásico “La riqueza de las naciones”.

El pasado lunes asistí a una reunión de hombres públicos, todos con educación superior, experiencia profesional y docente; el objetivo primario del encuentro era examinar diversos ángulos de las relaciones dominico-haitianas.  Los participantes propusieron hacer un resumen de estas conversaciones y entregar el texto al Presidente Fernández.  Al día siguiente el terremoto sacudió a Puerto Príncipe.  Y el panorama cambió radicalmente.

La nueva Constitución será promulgada el próximo 26 de Enero, según lo previsto por la Asamblea Revisora.  Entonces volveremos a discutir los  temas del “Jus soli” y el “Jus sanguini”.  ¿Cuál es la relación adecuada entre  territorio y población? ¿Está hoy densamente poblada la isla? ¿Desde cuando reside en RD un específico indocumentado haitiano? ¿Podría establecer la fecha de su entrada al país?  Finalmente ¿Cuántos haitianos sin papeles tendrán nacionalidad dominicana? ¿Cuántos obtendrán solamente residencia legal? ¿Otro terremoto?