¿A qué edad crees que moriremos?

-3 de 3-

Al finalizar con esta tercera entrega, queremos dejar constancia de nuestra identificación con los conceptos señalados por el Dr. Miguel Vilardell, que ha ejercido la medicina desde hace 40 años con una vocación a toda prueba, la cual ejerce conjuntamente con su labor docente en Barcelona, España.

Como dice mi hija Roxanna lo importante no es preguntarnos a qué edad morimos; lo importante si estamos preparados para la vida, después de la muerte. Es ahí donde verdaderamente empieza la vida, la vida eterna.

“¿Por qué es tan peligrosa la caída? A esas edades, por una operación por rotura de fémur comporta riesgo de infección hospitalaria, urinaria, respiratoria, fiebre….y entrar en la cascada de la independencia. Prevengamos caídas, pues. Calzado cómodo. Al levantarse, hacerlo despacio para evitar cambios de presión y mareos. Y empuñaduras en el baño.

¿Jubilarse envejece? Solo si esperas reconocimientos, recompensas, visibilidad: hay que acogerse a la propia red de amigos. Y no sentirse un estorbo ni caer en el “síndrome del mayordomo”. Explíquese. No permitir que te haga nadie tus gestiones: ¡preserva tu anatomía! Y vive en tu propio espacio, o estorbarás. Y sufrirás: eso envejece. Por mucho que te quieran y te adoren….procura cuidarte tú. Algunos se deprimen al constatar su decadencia física. Preocuparse demasiado de la apariencia externa es infructuoso: lo mejor es velar por el interior, por un espíritu activo y positivo. ¿Cómo prepara usted su vejez? Voy despejando todo lo que pueda estresarme y me pregunto: “¿Qué quiero hacer? ¿Y qué se responde? Seguir recibiendo a pacientes y ayudar a otros con mi experiencia.

Resuma qué hacer para envejecer bien. Cuida de la propia salud, mima a la red de amigos, sé optimista, sé solidario, respeta a la gente del entorno. Y déjalo todo planificado para tu final: ceremonia, entierro, testamento. Dejar eso a los que se quedan es egoísta. Que nadie tenga que estresarse por tu causa ¡es la máxima generosidad!”