A  reír…

Buscar otras fechas:

Trabalenguas

Perejil comí,

perejil cené

y de tanto comer perejil

me emperejilé.

Ombligo obligado,

obligo ombligado,

ombligo y obligo,

por uno y otro lado.

Al acecho en el helecho,

está el lechón en su lecho.

Una niña ñoña

hacía muchas ñoñerías,

porque la niña añoraba

los moños del otro día.

El carro de mi tía

no hay quien lo mueva

porque le han robado

las cuatro ruedas.