A su salud

http://hoy.com.do/image/article/190/460x390/0/68CABC01-A9F1-458F-B351-0AF2DCDBCEB9.jpeg

POR MARGARITA QUIROZ
El próximo domingo se celebra en el país el Día del Padre y algunas personas tratarán de buscar el obsequio apropiado para agradecer a ese ser maravilloso su esfuerzo y cariño. Puede ser que algunas opten por regalar un buen auto, un cómodo sillón reclinable o una súper moderna computadora, pero en definitiva, de lo que se trata, es que papá se divierta y pase un día agradable en un ambiente familiar.

Si aún no dispone del dinero suficiente para comprar el artículo que desea regalar a papá, no se complique la vida, por lo general, los momentos especiales y de reencuentro familiar suelen llenan más el alma.

Una opción puede ser preparar una agradable velada donde la novedad sea probar algunos tragos exóticos, claro, de fácil preparación y ante todo que resulten económicos. Aquí les presentamos algunas alternativas:

MOJITO

Ingredientes: Azúcar morena, limón, hierbabuena, ron, agua con gas y hielo

Preparación : En un vaso ancho eche tres cucharaditas de azúcar, luego vierta aproximadamente el jugo de medio limón y unas cuantas hojas de hierbabuena. Lo deja reposar y le echa 2 cubitos de hielo. A continuación le añade el ron, y para finalizar agua con gas hasta cubrir el vaso. Todo ello lo remueve con la cuchara hasta que se disuelva el azúcar.

MARGARITA

Ingredientes: 1/3 de tequila, 1/3 de triple seco, 1/3 de zumo de limón

Preparación: Mezcle todo en coctelera con hielo y sírvalo en un vaso con el borde impregnado en sal.

Ingredientes:

Una libra de fresas, aproximadamente
2 clavos de olor
500 gramos de azúcar
Una ramita o dos de canela
Una botella de coñac

Preparación: Se limpian las fresas, escurriéndolas bien de agua. Se colocan en un tarro de cierre hermético de 2 litros, el coñac, el azúcar, los clavos, la canela y se rellena el tarro con las fresas. Se deja reposar durante 4 semanas (al menos) en sitio oscuro, moviendo de vez en cuando hasta que el azúcar se termine de disolver. Una vez transcurrido ese tiempo se estrujan las fresas, se cuela con colador de tela y se embotella.