Abinader: “Punta Catalina ni era compañía ni era nada”

Abinader: “Punta Catalina ni era compañía ni era nada”

Abinader habla de Punta Catalina desde FITUR

El presidente de la República, Luis Abinader, aseguró hoy que Punta Catalina no se encontraba en ningún lado y no era ni compañía.

“Yo no sé porque ha generado controversia. Porque el fideicomiso es un vehículo legal como si fuera una compañía”, dijo Abinader.

“Ahora es que se le está dando orden. Punta Catalina no estaba en ningún lugar, ni era compañía ni nada”, afirmó el mandatario.

Puedes leer: Punta Catalina seguirá como propiedad del Estado: MEM

Al ser abordado por periodistas en la Feria Internacional de Turismo (FITUR), el mandatario manifestó que Punta Catalina seguirá siendo del Gobierno.

“Tienen que inventarse algo. Punta Catalina es y seguirá siendo del Gobierno”, refirió el presidente.

Comunicado íntegro de Energía y Minas

La Central Termoeléctrica Punta Catalina seguirá siendo propiedad enteramente estatal, pública.

Es completamente falso e infundado afirmar que Punta Catalina se está privatizando o cediendo a algún grupo empresarial o a personas particulares.

Le podría interesar leer: Contrato fideicomiso Punta Catalina: lea aquí el documento completo

Debido a que por ley un ministerio no puede ser propietario de una empresa ni realizar operaciones comerciales y, consciente de la conveniencia de que la Central Punta Catalina participe de manera independiente en el mercado eléctrico nacional produciendo y vendiendo energía, el Gobierno ha decidido constituir la central en un Fideicomiso Público cuya administración financiera recaerá en el banco estatal Banreservas por medio de la fiduciaria del mismo nombre.

En otras palabras, Punta Catalina, que es propiedad del Estado dominicano, pasa ahora a ser administrada financieramente por el banco emblemático del Estado, el Banco de Reservas y su fiduciaria.

¿Es eso una privatización?

¿Significa eso ceder o regalar a privados el activo Punta Catalina?

Punta Catalina no ha sido puesta en venta por el Gobierno, ni hay planes ni propósitos de hacerlo.

Por otro lado, para garantizar que la operación técnica de la central sea rigurosamente profesional y eficiente el gobierno contratará mediante licitación una firma que se hará cargo  de la operación y mantenimiento de las dos plantas eléctricas.

El monto de 2,340.54 millones de dólares indicados como valor de Punta Catalina en el contrato del fideicomiso se dice es “conforme a lo establecido en el contrato EPC y en el Acuerdo para la Resolución Definitiva de Disputas Existentes y Finalización del Proyecto (…)”, firmado el tres (3) de marzo del año 2020 por el gobierno de Danilo Medina.

Ese valor es un simple número de referencia que tendrá que ser confirmado o descartado por los resultados de la auditoría financiera sobre costos de construcción y seriedad de las inversiones; auditoría que se iniciará este mismo mes a cargo de una prestigiosa firma auditora independiente.

En conclusión, ese número es referencia, no es definitivo, ni como valor del activo ni como monto final de inversión en la construcción de la obra. La auditoría podría decir la última palabra al respecto.

A través de la CDEEE y el Ministerio de Energía y Minas se habían lanzado, desde diciembre del 2020, tres procesos públicos de licitación para contratar una firma auditora para Punta Catalina. Los tres fueron declarados desiertos y recientemente, luego de esos intentos fallidos, finalmente se logró la clasificación de una empresa para dicha auditoría. Los resultados de esa investigación serán hechos públicos en corto plazo.

En el mismo orden, desde hace más de dos meses la firma norteamericana Sargent and Lundi está realizando una auditoría técnica sobre construcción y funcionalidad de Punta Catalina y ya ha entregado el primer informe parcial de dicha investigación. La investigación durará seis meses y sus resultados también serán publicados.

Los párrafos anteriores indican que en este gobierno se está investigando por diferentes flancos todo lo relativo a la adjudicación del contrato de EPC y al proceso de construcción de Punta Catalina y es nuestro compromiso publicar sus resultados entre otras acciones y aportarlos también en su momento a la propia Fiduciaria Banreservas.

En resumen:

•Punta Catalina seguirá siendo pública, patrimonio del pueblo dominicano en tanto y cuanto el Banco de Reservas es propiedad 100% estatal.

•El monto de la inversión hecha en la construcción de Punta Catalina será determinado e informado mediante una auditoría financiera que se iniciará este mes de enero.

•Los miembros del Comité Técnico del Fideicomiso no fueron designados como representantes de ninguna empresa o grupo empresarial, sino como ciudadanos con alto nivel profesional y experiencia gerencial.