Abinader se opone Gobierno venda acciones Punta Catalina

Corte de cinta nuevo local de campaña PRM.
En la foto: Luis Abinader y directiva del PRM.
Lugar: Nueva cede del PRM.
Fecha: 27-1-2020
Fotoperiodista: José Andrés De los Santos.
Periodista: Emilio Guzmán.
Corte de cinta nuevo local de campaña PRM. En la foto: Luis Abinader y directiva del PRM. Lugar: Nueva cede del PRM. Fecha: 27-1-2020 Fotoperiodista: José Andrés De los Santos. Periodista: Emilio Guzmán.

El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, manifestó ayer su oposición a la venta del 50% de las acciones de la Termoeléctrica Punta Catalina, ya que considera lesionaría los intereses económicos, sociales y políticos del pueblo dominicano.
Durante un acto, en el que inauguró su nuevo comando nacional de campaña en la Capital, Abinader indicó que si esa planta es vendida a inversionistas privados el kilovatio hora podría venderse sobre los diez centavos por 30 años.
“Estamos convencidos de que conservando la central termoeléctrica en manos del Estado este tendría libertad para eventualmente introducir conversiones a otro combustible y no tendría que contratar nuevos préstamos”, expresó.
Señaló que su objeción no representa ninguna oposición a la alianza público-privada en proyectos de infraestructura en el sector eléctrico o en otras áreas, sino el rechazo de esa operación específica, porque lesionaría de manera severa los intereses del país.
Recordó que las plantas a carbón fueron promovidas como la solución para disminuir el subsidio y fortalecer la capacidad negociadora con los generadores privados, beneficios que no serían alcanzados con la transferencia de acciones a inversionistas privados.
Desconfianza. Abinader aseguró que por Punta Catalina los dominicanos desconfían de la política energética del Gobierno y que una venta apresurada y poco transparente ratificaría esas dudas.
Sostiene que ese ‘manto de la duda’ recaería también sobre los inversionistas que acepten esos términos y sabotearía cualquier posibilidad futura de alianzas público privadas confiables.
Por eso, agrega, que la transparencia debe ser el requisito indispensable para cualquier solución.
El dirigente opositor dijo que en medio de un proceso electoral y a pocos meses de un cambio de administración, no deben tomarse decisiones improvisadas, que comprometan o condicionen la política energética y financiera del nuevo gobierno.
“Estaremos muy atentos a cualquier decisión que ponga de manifiesto la cultura de improvisación que caracteriza a los gobiernos que terminan. Esperamos también que Dios y el pueblo nos acompañen en esta labor de vigilancia para impedir que el patrimonio público sea convertido en patrimonio privado”, advirtió.
El aspirante presidencial dijo que como líder de la oposición es su responsabilidad fijar una posición pública sobre la propuesta de vender esas acciones.