Aboga por reducción del gasto público

La Asociación de Hacendados y Agricultores afirmó que en el marco de una reforma fiscal debe garantizarse un control efectivo del gasto público y una reducción de los programas gubernamentales de endeudamiento externo.

El presidente de la entidad, Cesáreo Contreras, expresó sus temores de que el sector agropecuario sea afectado por la carga impositiva que se derivaría de la reforma fiscal proyectada.

Resaltó que la reforma fiscal que se está planificando en el país va encaminada a aumentar los ingresos del gobierno, con el objetivo de afrontar los compromisos que éste ha asumido, como consecuencia de los bancos quebrados últimamente.

Por tanto, no cabe duda de que cualquier reforma fiscal que se haga con ese propósito implica aumentar la carga impositiva de los sectores de la economía.

Contreras dijo estar seguro de que ningún sector de la economía quedaría a salvo de esa carga, entre ellos el agropecuario.

Dijo que lo único esperanzador para el futuro de los sectores productivos, de hacerse esa reforma, es que se garantice un control efectivo del gasto público y una reducción de los niveles de endeudamiento externo del país.

Esto sería, según explicó, con miras a que no haya que seguir aumentando la carga impositiva de los sectores de la economía.

En ese ámbito sugirió una paralización en la designación de personal “botella” en la administración pública.

Dijo que en el país desde hace tiempo se lleva a cabo “una carrera sin control del gasto público, con un crecimiento desmedido de la nómina pública”.

A la vez, hay un crecimiento considerable del endeudamiento externo del país, señaló.

“Esa carrera de endeudamiento y de incremento de la nómina pública, es lo que ha traído como consecuencia que los ingresos fiscales no alcancen”, añadió.

Puso énfasis en que la reforma fiscal va a implicar una carga impositiva mayor para la población que la que existe ahora, “y en ella vamos a estar todos involucrados”.