Aboga  solución al conflicto de Fenatrado con Haití

http://hoy.com.do/image/article/419/460x390/0/02651096-AAA7-4BF6-BD8C-63A88A0EBC03.jpeg

FIOR GIL
f.gil@hoy.com.do
El cardenal Nicolás de Jesús López abogó ayer porque se imponga la buena voluntad para buscar solución al conflicto que se ha presentado  entre los transportistas de carga dominicanos y los haitianos, que amenaza con el cierre de la frontera.

Al mismo tiempo que rechazó recientes declaraciones de la primera ministra haitiana Michèle Pierre-Louis, quien considera que por algunos hechos se pone en peligro las relaciones entre ambos países.

López Rodríguez pidió a las partes en conflicto continuar el diálogo, “que se ponga sobre la mesa lo que se ha acordado y se negocie”.  Dijo que para llegar a un acuerdo se necesita buena  voluntad de los transportistas dominicanos y del vecino país.

Señaló que no es cuestión de acusaciones sino de buscar una salida al conflicto.

Manifestó que lo usual es que los transportistas entreguen la carga puerta a puerta, como se hace en los países de Europa que tienen fronteras comunes.

 López Rodríguez afirmó que tampoco pueden conducir a nada los señalamientos hechos por  la primera ministra de Haití, a quien le recordó que   la República Dominicana, más que ninguna otra nación, está ayudando a su país.

 Refirió que una presencia masiva de haitianos viven, comen y trabajan en este país. “O sea que eso también hay que decirlo”.

 Entiendo que la primera ministra de Haití, que nos merece todo el respecto por su autoridad,  debe reconocer y decir ella que no solamente los incidentes que algunas veces provocan algunos haitianos y dominicanos, son cosas momentáneas que no significa deben comprometer las buenas relaciones entre los dos países.

  Resaltó el Cardenal que si ciertamente en algunas ocasiones dominicanos han abusado de los haitianos, también hay incidentes entre haitianos que residen en el país

Obispo pide  diálogo entre gobiernos de RD y Haití

JOSE ALFREDO ESPINAL
j.espinal@hoy.com.do

SANTIAGO.-   El  obispo de la Diócesis Mao-Montecristi, monseñor Diómedes Espinal, sugirió ayer a los gobiernos dominicano y haitiano intervenir en lo inmediato para buscarle  solución al conflicto que ha surgido entre los camioneros de ambos países por el control del transporte de carga.

Afirmó que este problema puede repercutir en el mercado binacional que se realiza por las fronteras todos los lunes y los viernes.

El obispo advirtió que si por consecuencia del bloqueo del transporte de carga el mercado fronterizo se cierra  traerá resultados negativos para la economía y las relaciones de los dos pueblos.

 “Creo que las autoridades deben tomar cartas en el asunto con responsabilidad, porque para eso es que están”, afirmó el religioso, quien consideró necesario buscarle una salida armoniosa que beneficie a las partes involucradas.

Monseñor Diómedes Espinal se refirió al tema al ser consultado mientras participaba en el “Encuentro Nacional de Diáconos Permanentes”, celebrado ayer en el Centro Católico Carismático, con motivo de cumplirse ayer los  40 años de la ordenación de los primeros tres diáconos del país y América Latina.

Los primeros diáconos permanentes fueron el doctor Santiago Guzmán, el profesor Cristino Collado y el doctor José Inocencio Torres, estos dos últimos fallecidos.

El obispo Diómedes Espinal dijo que para que el conflicto suscitado entre los camioneros pueda solucionarse, las autoridades de ambos países tienen necesariamente que sentarse en la mesa del diálogo para lograr un acuerdo.

Sobre las pacas

Otro problema que afectará al comercio bilateral es, a juicio del obispo,  la prohibición a partir del próximo año de la comercialización de ropa usada.

Todos pierden

Con esta prohibición, resalta monseñor Espinal,  no sólo se afectarán  los vendedores sino también los dominicanos pobres que no tienen otro lugar donde comprar.