Abogados de Báez dicen Procurador quiere dar “borrón” a actos Mejía

http://hoy.com.do/image/article/236/460x390/0/F240C1F0-048E-4B9C-9152-296858293AE0.jpeg

El consejo de defensa del banquero Ramón Báez Figueroa afirmó ayer que el procurador general, Francisco Domínguez Brito, “no tiene la más mínima calidad para hablar de esclarecimiento de fraudes”, tras acusarlo de prestarle servicios jurídicos a las pasadas autoridades y pretender otorgar una especie de “borrón y cuenta nueva al gobierno de Hipolíto Mejía”.

El doctor Marino Vinicio Castillo y sus hijos, licenciados Juárez y Vinicio Castillo Semán, manifestaron además, que Domínguez Brito lejos de impulsar acciones destinadas a esclarecer los fraudes bancarios lo que ha hecho es endosar pura y simplemente la acusación que preparó el gobierno de Mejía.

A continuación el texto de la nota enviada a Hoy por el consejo de defensa de Báez Figueroa:

A propósito de la audiencia del pasado viernes relativa al caso Baninter, en la cual el Banco Central, La Superintendencia de Bancos y la llamada “Comisión de Liquidación” del Baninter  se vieron forzados a retirar la absurda, temeraria y abusiva  acción legal que habían intentado en contra de Editora Listín Diario, queremos referirnos a unas declaraciones del Lic. Francisco Domínguez Brito, Procurador General de la República, aparecidas en la prensa de ayer, en las que, al parecer disgustado por esa clara derrota procesal sufrida los abogados que representan a estas partes, se apresura a “reiterar” que ello en nada “influye” la posición que “el Estado ha fijado en el caso” y que es, a su decir, la de continuar con la acusación tendente al “esclarecimiento” de los llamados “fraudes bancarios”, hasta las “ultimas consecuencias”.

Sobre este particular quisiéramos  señalar que, en este caso, lo que el Lic. Francisco Domínguez Brito  llama “el Estado” ha estado representado en este caso enteramente por EL (o ha debido estarlo), como Procurador General de la República, quien lejos de impulsar acciones destinadas a “esclarecer” realmente estos fraudes hasta “las ultimas consecuencias”, a lo que se ha prestado es a endosar pura y simplemente la acusación que preparó el Gobierno de Hipólito Mejía Domínguez, como coartada legal y cobertura pública para apoderarse del Banco Intercontinental y sus empresas vinculadas, por las razones de aprovechamiento personal, político y económico  que hemos explicado y demostrado profusamente ante la opinión pública nacional.

El Lic. Francisco Domínguez Brito, quien, como es de público conocimiento,  está preparándose para salir de ese cargo, quiere venir ahora a  “aparentar” que ha estado interesado en “esclarecer” esos “fraudes”, cuando él no ha tenido ni la intención, ni decisión, ni el coraje de examinar siquiera cómo esa autoridad corrupta y rapaz del gobierno anterior, no solo maniobró para desestabilizar al Baninter luego del escándalo de la tarjeta de Pepe Goico, sino que luego, usó miles de millones de fondos públicos para “comprarlo”, en beneficio del agresivo e inescrupuloso grupo gobernante de entonces, para ponerlo vulgarmente al servicio de los planes políticos y de aprovechamiento económico de éste y su Presidente y Líder, Hipólito Mejía Domínguez .

El Lic. Domínguez Brito, quien ya le había tirado el “salvavidas” a Hipólito Mejía en otros importantes escándalos de corrupción del gobierno de éste,  no ha impulsado la más mínima investigación en torno a  ninguno de los abiertos y repugnantes actos delictivos cometidos, desde la propia autoridad, en el tortuoso proceso de “administración” y “liquidación” de los decenas de miles de millones de pesos que componían el patrimonio del Baninter y sus empresas vinculadas.

El Lic. Domínguez Brito lo que ha pretendido es otorgarle una especie de “borrón y cuenta nueva económico y financiera”  al Gobierno de Hipolito Mejia, Andy Dahruaje y  su grupo, el cual dispuso de más de RD$ 75,000.00 millones de fondos del Banco Central en franca violación de la Ley Monetaria, creando el llamado déficit cuasi fiscal que casi destruyó toda la economía nacional,  para venir a ahora a salirle a este país con el cuento de que  “no se pudo obtener casi nada” de la liquidación del Baninter, luego de que, en realidad,  lo que hicieran fue canibalizarlo, usarlo y dispendiarlo de la manera mas vulgar y descarada.

De modo pues que el Lic. Francisco Domínguez Brito no tiene la más mínima calidad para hablar de “esclarecimiento de fraudes” cuando él ha estado prestándole tan eminentes servicios jurídicos a quienes los cometieron desde la autoridad, lo cual constituye el más flaco servicio al “Estado”que él ha debido defender y representar y en perjuicio del cual tales fraudes fueron cometidos.

En cuanto a la derrota procesal que sufrieran en la audiencia del pasado viernes los abogados del Banco Central, que son los mismos que contrató el Gobierno de Mejia para defenderle en todo este proceso, vale decir que la misma es simplemente una  prueba más de lo vacías y temerarias que han sido las acciones legales que han pretendido llevar en este caso, las cuales han estado claramente inspiradas, más que por fines jurídicos atendibles, por fines sectoriales y estratégicos de los grupos políticos que teledirigen estas acusaciones.

En este caso se trataba de una temeraria acción intentada contra Editora Listín Diario , sin ninguna base ni fundamento jurídico, ni procesal, como un segundo intento de apoderarse  del Listín Diario  (luego de que les fallara el primero con la rechazada acusación de lavado de activos)),  a los fines de silenciarlo como uno de los principales órganos de prensa del país, con el objetivo que no exista la posibilidad de que la Nación  pueda disponer de ese medio para edificarse a cabalidad en torno a lo que subyace realmente en ese caso y en múltiples temas y asuntos nacionales que afectan a tales grupos.

La fragilidad e improcedencia de esta acción quedó tan claramente al descubierto por ante el tribunal apoderado que, frente el cuestionamiento que presentó Editora Listín Diario, los abogados de la acusación tuvieron que retirarla, aunque esto le duela al Lic Domínguez Brito, quien parece que se ha identificado tanto con tales abogados (contratados por el Gobierno de Mejia) que ha querido salir en su “ayuda”, con unas declaraciones que parecen más un “consuelo”, que una afirmación real de principios y convicciones.