Abogados piden a las autoridades resolver atentados en su contra

El presidente del Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), doctor José Fernando Pérez Vólquez, urgió a las autoridades tanto policiales como judiciales a resolver los casos de atentados perpetrados contra profesionales del Derecho, varios de ellos sin resolver meses después de haber ocurrido.

En rueda de prensa celebrada en la sede de la entidad, el presidente del CARD expresó que el atentado más reciente fue el pasado 22 de agosto,  en la calle 4 de Agosto casi esquina Marcos del Rosario, cuando el abogado Felipe Jorge fue asesinado de un disparo por desconocidos a plena luz del día en presencia de estudiantes que iban de camino a la escuela La Zafra.

“Es muy preocupante que profesionales del Derecho mueran de esa manera.  Eso dice mucho de la precariedad del país en el aspecto de la seguridad ciudadana” expresó Pérez Vólquez.

Indicó que varios atentados contra abogados no se han resuelto todavía, lo que posiblemente convierta a esa clase profesional que ha sufrido más atentados criminales sin resolver por parte de las autoridades.

En ese sentido recordó el caso del abogado José Antonio Evangelista Pimentel el pasado mes de abril en el ensanche Piantini, muerte que estremeció el gremio y que llenó de interrogantes y de preocupación a la abogacía dominicana.

Otro de los casos que recordó y que fue muy indignante para el gremio, es el de los doctores Fausto Morel Matos y René Vegazo muertos simultáneamente el 16 de febrero del año pasado, uno en su casa y otro en la oficina, en los kilómetros 11 y 13 de la autopista Duarte, y desde ese tiempo las autoridades no saben a ciencia cierta la causa de la muerte, aunque se comentó que fueron envenenados.

El cadáver del doctor   Matos y Matos, de 42 años, fue encontrado sentado en una butaca del  residencial Villa Florinda, de Manoguayabo, en  Santo Domingo Oeste, donde vivía solo, mientras que el cadáver de René Vegazo fue hallado ese mismo día por  su secretaria

“Esos asesinatos tan repudiados por este gremio de abogados, de los doctores Morel y Vegazo nunca fueron resueltos por la Fiscalía del Distrito Nacional.  En ese entonces se encomendó  una experticia a un laboratorio de Puerto Rico, pero nunca se dieron a conocer los resultados”, explicó Pérez Vólquez.

Señaló que en estos tiempos,  el ejercicio de la profesión de abogado se ha tornado peligroso, por lo que exhortó a los abogados del país a mantener los ojos abiertos y advertir al gremio y a las autoridades sobre cualquier amenaza o intento de asesinato y exhortó a las autoridades a esclarecer los casos pendientes.