Abogados  reclaman indagación

POR ELÍAS RUIZ MATUK
Ángel Miguel Antonio Bello Pérez, el comerciante muerto de 17 balazos la noche del pasado miércoles en el elevado de la avenida 27 de Febrero, era el asistente personal de Ramón Báez Figueroa, informaron anoche los abogados del ex banquero, quienes demandaron una “profunda investigación”.

Dijeron que las características del crimen y el gran operativo que requirió los llevan a no descartar que sectores ligados al gobierno pasado hayan actuado con el propósito de “intentar amedrentar o intimidar a Ramón Báez Figueroa, a su familia, a este consejo de defensa y al periódico Listín Diario, principal medio de comunicación escrito del país”.

Los abogados Marino Vinicio Castillo Rodríguez, Juárez Castillo Semán y Vinicio Castillo Semán pidieron al gobierno, al jefe de la Policía y al secretario de las Fuerzas Armadas una exhaustiva investigación de lo que calificaron como un horrendo asesinato.

Igualmente, en una declaración de prensa, pidieron esclarecer el móvil del hecho y castigar a sus autores materiales e intelectuales.

“En caso de que este haya sido el móvil (amedrentar) de este horrendo crimen, por este medio les advertimos a estos grupos y a sus mandantes, que no lograrán sus objetivos, no lograrán bajo ningún concepto acallar nuestra voz, ni aminorar el ímpetu de nuestras posiciones expresadas libremente como lo hemos hecho en el día de hoy”, plantearon.

Definieron a Bello Pérez como un hombre de bien y de trabajo.

EL HECHO

Según las versiones que se conocen al momento, Bello Pérez, de 44 años, conducía una camioneta de doble cabina, marca Nissan, color verde. Hombres armados, que se desplazaban en tres vehículos, lo persiguieron por calles de Villa Francisca y Villa Consuelo hasta que le dieron alcance en el elevado de la avenida 27 de Febrero. Le pegaron 17 tiros en la cabeza, el pecho y brazos.

Se cree que los agresores realizaron más de 50 disparos, veinte de los cuales impactaron en la camioneta.

POLICÍA

Ayer, autoridades del departamento policial de Investigación trataban de identificar a los autores del crimen de Bello Pérez.

El vocero de la Policía, general Simón Díaz, informó que Bello Pérez residía en el ensanche Ozama, de Santo Domingo Este.

Díaz informó que entre las pertenencias encontradas a la víctima hay RD$1,145 y US$84. También, documentos de identificación y de conducir.