Abogan por  una política  inmigración coordinada

http://hoy.com.do/image/article/137/460x390/0/53B711CD-707D-4613-B0EA-96F382023981.jpeg

WASHINGTON
AFP

 El presidente estadounidense, George W. Bush, y el papa Benedicto XVI abogaron ayer por “una política de inmigración coordinada” con América Latina, en una declaración conjunta tras reunirse en la Casa Blanca.

 “El Santo Padre y el Presidente también hablaron de la situación en América Latina, en alusión a los inmigrantes, entre otros temas, y de la necesidad de una política coordinada sobre inmigración, especialmente su trato humano y el bienestar de sus familiares”, señaló la declaración.

 El pontífice había anunciado antes de iniciar su primera visita a Estados Unidos su intención de hablar con el presidente norteamericano de inmigración, una cuestión que levantó fuerte polémica en los últimos años en Estados Unidos y se convirtió en un tema espinoso de la actual campaña electoral.

 Benedicto XVI, que celebrará hoy, jueves, en Washington una misa a la que se espera concurran numerosas familias de inmigrantes latinos residentes en Estados Unidos, dijo asimismo que es necesario “hacer todo lo posible contra la precariedad y todas las violencias para que los inmigrantes puedan tener acceso a una vida digna”.

 Según el Papa, la primera economía del mundo debe “ayudar a los países de los cuales las personas emigran a desarrollarse”. La gran mayoría de los inmigrantes en Estados Unidos son de origen latinoamericano y católicos.

 De hecho, la Iglesia apoyó fuertemente a los inmigrantes clandestinos en Estados Unidos, principalmente durante las multitudinarias marchas de hace dos año a favor de la regularización de los indocumentados, que solían iniciarse con una ceremonia en la que participaban representantes de diferentes iglesias y religiones. Conforme a la evolución demográfica, la población católica en Estados Unidos, actualmente un 24%, crece fundamentalmente gracias a la progresión de la minoría hispana, que abraza mayoritariamente ese credo.

 Estimado en unos 42 millones de personas actualmente, es decir un 14% de la población, el número de hispanos se triplicará en 2050 para alcanzar 130 millones, es decir 29% de la población norteamericana.

 Ante esa realidad, los hispanos son una comunidad clave. “Los obispos están haciendo todo lo posible para tratar de llegar a este grupo de inmigrantes”, indicó José Espósito, un diácono latino que ayudará a oficiar misa a Benedicto XVI el jueves en Washington.

Los curas pedófilos.- Benedicto XVI amonestó ayer en EEUU a los obispos locales por su mala gestión del escándalo de los curas pedófilos, pero responsabilizó también a la “ruptura de valores” de la sociedad estadounidense, con la “pornografía y violencia” omnipresentes.

 “¿Qué significa hablar de protección infantil cuando la pornografía y la violencia pueden hoy ser vistas en tantos hogares a través del amplio acceso a los medios?”, cuestionó el sumo pontífice durante la primera jornada de su visita a Estados Unidos.

 En una reunión con obispos estadounidenses, Benedicto XVI los amonestó por haber “gestionado muy mal algunas veces” el caso de los sacerdotes pedófilos, un problema que tenía décadas de historia cuando salió a la luz.

 Por otra parte, les urgió “ocuparse del pecado del abuso en el contexto general de las costumbres sexuales”.

Zoom

Amonesta curas

Benedicto XVI amonestó ayer en EEUU a los obispos locales por su mala gestión del escándalo de los curas pedófilos, pero responsabilizó también a la “ruptura de valores” de la sociedad estadounidense, con la “pornografía y violencia” omnipresentes. En una reunión con obispos estadounidenses, Benedicto XVI los amonestó por haber “gestionado muy mal algunas veces” el caso de los sacerdotes pedófilos.