Abreu está confiado en logro acuerdo salarial

http://hoy.com.do/image/article/304/460x390/0/9F394187-8432-47C2-A1C9-C7C8B76E7214.jpeg

POR LLENNIS JIMÉNEZ
El vicepresidente de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical (CNUS), Rafael (Pepe) Abreu, dijo ayer que las centrales sindicales se mantienen a la espera de que antes de concluir la Semana Santa podrían llegar a un acuerdo con los empresarios para el aumento salarial.

Reiteró que por el momento las conversaciones están rotas entre los dirigentes sindicales y los representantes de las empresas.

Expresó que aunque el vicepresidente de la República, Rafael Alburquerque, aseguró que ayer sostendría una reunión con los empresarios, no hubo forma de contactar al representante del poder Ejecutivo que entró al proceso de la mediación.

Abreu sostuvo que llamó a la vicepresidencia de la República y le comunicaron que el funcionario no estaba en su oficina, por lo que presumía que Alburquerque estaba con los empresarios.

Empero, el vicepresidente del CNUS declaró que el diálogo estaba cerrado entre el movimiento laboral y los empresarios, porque éstos no ceden en su posición de aumentarle solo un 15% a los cuatro salarios mínimos.

Expresó que los empresarios planean reajustarle un 12% de inmediato a los suelos de RD$6,400; RD$5,400, RD$4,000; RD$3,900 y los RD$130 que diariamente devenga un trabajador del campo, para en enero del 2008, incrementarle el restante 3%.

Señaló que los empresarios ya conocen la posición de las centrales sindicales, de no dialogar un aumento de salario que no sea de un 25% hasta los sueldos de RD$30,000, y así se lo han hecho saber a Alburquerque.

Precisó que Alburquerque les dijo que de acuerdo a lo establecido este lunes, la reunión de este martes sería con las centrales. “El caso está parado hoy, dependiendo de la posición del sector empresarial”.

Sin embargo, Abreu aclaró que plantearon a los empresarios, por medio de Alburquerque, que aceptarían un aumento de salario escalonado, partiendo del 25%, de forma tal, que los sueldos mínimos obtengan la totalidad del reajuste, y que a los demás salarios se les apliquen los incrementos por parte.

Abreu expresó que el aviso de los empresarios, de que el aumento de los salarios fue aplicado, constituye “un juego de palabras para confundir”, tras descartar que el aumento se pueda aplicar sin el consentimiento del Comité Nacional de Salarios, organismo que tiene potestad para legalizar lo relativo a los sueldos.

“¿Por qué los empresarios no dicen cuánto van a aumentar, ni a partir de cuándo?, ellos no dicen”, subrayó el vicepresidente de la CNUS.