Abrirán mayor acceso a Haití

http://hoy.com.do/image/article/486/460x390/0/BFC451D9-F517-46FD-BC23-FD0A28077F64.jpeg

A solicitud de la Organización Panamericana de la Salud será creado de inmediato un “paso” permanente para ayuda a los haitianos a través de la frontera. La entidad planteó la necesidad de  que el ingreso al vecino país pueda llevarse a cabo las 24 horas. Actualmente cesa a las 6.00 PM. En la foto, asistencia médica en el hospital de Jimaní.

Jimaní.   El Gobierno abrirá un paso humanitario, mediante el cual   podrá llegar a Haití, ayuda, médicos y socorristas, informó ayer la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), doctora Mirta Roses.

La funcionaria de OPS visitó la zona fronteriza de Jimaní y el poblado haitiano de Font Parisian, acompañada del secretario de Salud Pública, doctor Bautista Rojas Gómez.

La decisión fue tomada por  el Gobierno  y las Naciones Unidas, ante la necesidad de que el personal de socorro,  de  salud y la ayuda humanitaria puedan llegar oportunamente.

El paso humanitario se abrirá en coordinación con las autoridades de Migración  y permitirá que los demás puntos fronterizos trabajen con normalidad.

No se especificó por cuál de los puntos de la frontera se abrirá el paso.

“Este paso humanitario hará que se restablezca el control migratorio en la frontera, en la actualidad se cierra a las  6:00 de la tarde, pero ahora lo tendríamos las 24 horas”, manifestó la doctora Roses.

La responsabilidad será de Migración y en el muro se abrirá el paso todo el día”, precisó, tras señalar que  pasarán los vehículos de Salud Pública, los de Naciones Unidas, la ayuda humanitaria y los organismos de socorro.

Esa decisión fue tomada en una reunión sostenida en Santo Domingo para coordinar las acciones que ayudarán a los sobrevivientes de la tragedia.

En el tramo de Jimaní a Haití existe una gran congestión de tránsito y miedo a los asaltos callejeros.

Dificultades

En la frontera con Haití por Jimaní la afluencia de voluntarios es numerosa, pero desorganizada. Se da la situación de médicos que van a prestar su ayuda por un día, pero al día siguiente ya no están para dar seguimiento al tratamiento.

Los hospitales del país en el Sur ya están menos congestionados, pero está latente el problema epidemiológico.

En toda la región están esparcidos voluntarios y médicos de Estados Unidos, Puerto Rico, España, Venezuela, Cuba, México y toda América Latina, que ayudan a mitigar un poco el dolor de los afectados por el sismo.

Hace falta, no obstante, una mayor coordinación para lograr más efectividad en la asistencia.