Acentuada precariedad

http://hoy.com.do/image/article/485/460x390/0/7E34105C-7E9E-4C49-BC50-12F8147D5174.jpeg

La inestabilidad política, económica y social de Haití, que le ha marcado durante decenios, han mantenido a esa nación como la más pobre del hemisferio occidental, en la cual 78 de cada cien habitantes vive con menos de dos dólares al día.

Los bajos indicadores económicos también muestran que 56 de cada 100 habitantes son indigentes, mientras que la vulnerabilidad ambiental ha incidido negativamente en su crecimiento, situación que se agudiza ante el impacto del cambio climático.

Haití, que fue afectado por un terremoto de siete grados en la escala de Richter el 12 de este mes, no ha podido franquear las barreras de la inequidad y la injusticia social, tanto así que el 80% de la población está desempleada y el salario promedio no supera los 50 dólares mensuales.

La economía de Haití generó en 2009 un PIB de US$6,908 millones y  renta per cápita de US$772, lo que la convierte en  una de las más desfavorecidas del mundo.

El PIB anual per cápita es el más bajo de América Latina, seguido por Nicaragua, y sólo supera a países de África y  Nepal.

La economía haitiana se mantuvo precariamente en 2009, y con lo devastada que se encuentra  esa nación se prevé que en 2010 su crecimiento no se acerque al 2%, no obstante las promesas que han hecho las naciones más ricas para reconstruirlo.

En su “Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2009”, la Cepal atribuye la precaria expansión de Haití en ese año al desempeñó del sector agrícola, así como al de la industria maquiladora y la generación eléctrica.

La nación caribeña ocupa la posición 149 de 183 países en el Índice de Desarrollo Humano. Sólo el 3.4% tiene esperanza de superar los 64 años de vida.

Balanza comercial.  Las exportaciones de bienes y servicios pasaron de US$833 millones en 2008 a US$896 millones en 2009. Las importaciones bajaron de US$2,891 millones en 2008 a US$2,764 millones en 2009.

En el 2007, las exportaciones alcanzaron US$554.8 millones, mientras que las importaciones se ubicaron en US$1,844 millones. Entre los productos exportados se citan ropa, manufactura, aceites vegetales, cacao, mango y café, mientras que entre los importados están maquinarias y equipamientos de transporte, combustibles y materias primas.

El principal destino de las exportaciones es Estados Unidos,  72.9%; seguido por República Dominicana, 8.8% y Canadá, 3.3%.

El origen de las importaciones fue  Estados Unidos, 41.2 por ciento, Antillas Holandesas, 14.9%, China, 4.7% y Brasil, 4.4%.

La economía haitiana ha sido históricamente dependiente tanto de las importaciones para cubrir las necesidades básicas, como de las exportaciones para garantizar los ingresos  y generar empleos.

Cooperación.  La nación caribeña ha recibido fondos en donación por parte de diversas naciones ricas, sobre todo de Estados Unidos, Canadá y Francia, por lo que los desembolsos de ayuda en el Marco de Cooperación Internacional alcanzaron en 2004-2005,  US$557.9 millones; en 2005-2006 fue de US$816.3, y en 2006-2007 de US$215.5 millones.

Anualmente, Haití recibe cooperación y ayuda humanitaria de México, Argentina, Brasil, Chile, Reino Unido, Colombia y Cuba.

Deuda.  La deuda externa con respecto a PIB se redujo de 31% en 2008 a 19% en 2009, gracias a la iniciativa para la reducción de la deuda de los países pobres muy endeudados.

Esa situación permitió que a Haití le condonaran parte de su deuda por aproximadamente US$900 millones y reducir el servicio de la misma en cerca de US$48 millones anuales.

En 2008, la deuda representó 27.3% del PIB, lo que conllevó a caracterizar a Haití como “País Riesgo”, por la incapacidad de pago. Eso ha constituido un obstáculo en la lucha por eliminar la pobreza y las posibilidades de atracción de inversiones foráneas.

Pobreza.  El 70% de su población vive en la pobreza, dependiente de la agricultura de subsistencia a pequeña escala, la que emplea cerca de las dos terceras partes de la población económicamente activa.

El país ha tenido muy pocos puestos nuevos de trabajo desde que el presidente René Preval tomó posesión en 2006.

El fracaso en el intento de lograr acuerdos con patrocinadores internacionales ha impedido que Haití obtenga asistencia para un presupuesto y programas de desarrollo.

La causa principal del empobrecimiento  es la explotación forestal excesiva por una población que cada vez aumenta su demanda de leña y madera, lo que provoca la erosión del suelo y una escasez de agua potable.

Remesas.   Las remesas de haitianos que residen  mayoritariamente en Nueva York y Miami, son de vital importancia para las  familias haitianas pagar los costos educativos y su alimentación. Se estima que un 80% de los haitianos con niveles educativos elevados han emigrado en busca de otras alternativas promoviendo la fuga de cerebros.

En 2007, las remesas representaron el 52.7% del PIB. A pesar de la crisis económica que se sintió en Estado Unidos, en 2008 éstas se incrementaron levemente y alcanzaron US$1,281 millones, lo que permitió mantener el consumo. 

Zoom

Haití en cifras

Con apenas 27,750 kilómetros cuadrados de extensión territorial, alberga más de 9 millones de habitantes, con una tasa de crecimiento anual de 2.0%. Está localizado en la parte oeste de la isla La Hispaniola, la que comparte con  República Dominicana. La mitad de los niños están vacunados y sólo el 40% de ellos tienen acceso a la asistencia médica básica, y los índices de mortalidad materna e infantil son los más elevados de la región. Alrededor del 63% de sus estudiantes termina la educación primaria, y tan solo el 52.9% de la población está alfabetizada. La distribución del ingreso es la más injusta de la región, ya que el 20% más rico recibe el 70% del ingreso total, mientras que el 20% más pobre apenas recibe el 1.4%. El incremento de la inflación generó en 2006-2008 un encarecimiento de la vida, debido al aumento de los precios de productos de primera necesidad, acentuando la caída de la moneda nacional, el “gourde”.

La cifra

2.2% haitianos.   Afectados por el VIH/Sida, equivalente a 120,000 ciudadanos. Haití es uno de los países con más problemas por esa enfermedad,  una de sus principales causas de muerte.