Acercamiento ciudadano, según Balaguer

Acercamiento ciudadano, según Balaguer

Guillermo Caram

Acercamiento ciudadano, según Balaguer. A propósito del acercamiento ciudadano-provincial iniciado por el Gobierno en los umbrales de la mitad final del periodo para el que fue elegido, recordamos dos frases usuales del estadista dominicano por antonomasia: “democracia es más oír que hablar” y “las obras hablan por sí solas”.

La primera las pronunciaba iniciando su período/1986 mientras celebraba consultas populares inventariando necesidades utilizables para estructurar su programa de inversiones, asociándolas a excesivos discursos pronunciados por su predecesor.

 Con la segunda respondía cuando le instaban a publicitar sus obras, o en tiempos de campañas electorales cuando le inquirían sobre sus ofertas.

Poco inclinado a cacarear sus ejecutorias hasta que constituyeran realidades-nunca dio primeros picazos-consideraba que sus ejecuciones bastaban por sí mismas para evidenciar estar bien gobernados, sin necesidad de costosa publicidad. 

Por eso extraña que sea a mitad de periodo presidencial, y disponiendo una profusa publicidad gubernamental, se recurra ahora al acercamiento y ex plicaciones ciudadanas-provinciales.

Le invitamos a leer: Mayoría de hechos delictivos son en sectores aún no intervenidos

¿Debe esto interpretarse como admisión implícita que inversiones efectuadas hasta medio término se decidieron sin tomar en cuenta urgencias sociales? ¿Que se está recapacitando?.

¿O, y por qué, la ciudadanía no internaliza ni siente lo que hace el Gobierno a pesar de masiva publicidad que consume enormes recursos del erario?.

¿O el reconocimiento que no se están ejecutado inversiones al ritmo programado? (al 20/05/22 representaban 58 % del promedio diario presupuestado). 

Lo anterior plantea dificultades de eficacia y eficiencia, de seguimiento sistemático, del accionar gubernamental.
 
Como que programas gubernamentales, incluyendo inversiones, no   están satisfaciendo necesidades ciudadanas, especialmente en el qué y dónde invertir; Que la comunicación a la ciudadanía no ha convencido por limitarse al cuánto invertido sin justificarla debidamente, incluyendo cómo y cuándo; Que el accionar se limita a primeros picazos/paladas sin darle seguimiento adecuado. O a reciclar promesas como sembrar 300,000 tareas de alimentos, anunciadas inicialmente hace 15 meses en Azua.

Ante dificultades citadas conviene advertir que este acercamiento ciudadano, implementado así y ahora, puede convertirse en bumerang contra el Gobierno; de exacerbar expectativas y frustraciones que se están observando.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas