Acogen pacto propone Leonel

POR PEDRO GERMOSEN
Cuatro senadores del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) acogieron ayer la propuesta del presidente Leonel Fernández para que la reforma fiscal sea el fruto de un pacto, pero advirtieron contra los impuestos desproporcionados y reclamaron la formación de una comisión de emergencia para rescatar a las empresas de zona franca.

     Los senadores Enrique Seijas, César Matías, Dagoberto Rodríguez Adames y Pedro Antonio Luna señalaron al mandatario que las compensaciones al sector productivo deben provenir del Gobierno.

     Advirtieron también que el Poder Ejecutivo no debe aprovechar la coyuntura para proponer impuestos calamitosos contra la población y las empresas de zona franca.

     Seijas, de La Romana, dijo que los pobres no soportan más carga impositiva.

     Recordó que el Gobierno prometió para antes del 27 de febrero pasado la adecuación para que el sector productivo pueda competir dentro del Tratado de Libre Comercio (TLC).

     Señaló además que el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda que los miles de millones ahorrados por el Gobierno sean desmonetizados.

     Significó que como el Gobierno habla de ahorro presupuestal de miles de millones, tal vez no sea tan necesario establecer “impuestos calamitosos” a través de la reforma fiscal.

     Indicó que las empresas de zona franca han despedido a más de 20 mil empleados, que representan a igual número de familias con más de 100 mil miembros.

     Expresó que ese problema amerita la formación de una comisión de emergencia tripartita integrada por el Gobierno, el Congreso y los representantes de zona franca para rescatar a esas empresas.

     Advirtió que la propuesta peledeísta de gravar con un 25 por ciento las ganancias de las empresas de zona franca sería el golpe mortal a ese sector de la economía.

     Por su lado, el vicepresidente del Senado, Matías, de Valverde, acogió la propuesta de pacto para la reforma fiscal como propuso el jefe del Estado, pero reiteró su posición de que el TLC sea aprobado primero.

     Indicó que si bien es cierto que el cierre de empresas de zona franca está determinado en un 50 por ciento por el denominado “fenómeno chino”, también es verdad que el restante 50 por ciento lo aporta la presión tributaria.

     Rodríguez Adames, de Independencia, dijo que debe procurarse que todos los sectores acuerden una reforma eficaz a fin de que luego no haya que ponerle “parches” a las leyes fiscales.

     Dijo que el consenso se impone en esta materia, pero advirtió que las partes evitar gravar los alimentos y los productores de mayor consumo entre la población más empobrecida.