Actitud anti corrupción llevó a Bello Rosa tener que renunciar

Actitud anti corrupción llevó a Bello Rosa tener que renunciar

POR ROSA ALCANTARA
El doctor Virgilio Bello Rosa reveló ayer que le renunció al entonces presidente Hipólito Mejía como procurador general de la República porque era partidario de que el caso de Pedro Julio Goico Guerrero (Pepe) se a los tribunales y en el Poder Ejecutivo y otras esferas gubernamentales la posición era diferente.

«Ustedes recordarán que yo hice un pronunciamiento que salió en las primeras planas de periódicos nacionales, donde yo señalaba que estaba en desacuerdo con el tratamiento que el fiscal del Distrito Nacional (Máximo Aristy Caraballo) le había dado al caso de Pepe Goico. Eso disgustó un poco al presidente de la República y ahí vino la situación en la que a la verdad yo no podía seguir», señaló.

Bello Rosa, quien fuera candidato a presidir el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), ofreció sus declaraciones en el programa Primera Cita, que se transmite todos los días por el canal 8 de Aster.

Asimismo, Bello Rosa dijo que su interés para que se vigilara a los funcionarios del gobierno y se evitara que incurrieran en actos de corrupción también provocó muchas enemistades en la pasada administración.

Goico Guerrero, ex jefe de la avanzada presidencial del ex presidente Hipólito Mejía, está siendo requerido por la justicia dominicana por supuestamente tener vinculación con Quirino Ernesto Castillo, quien está siendo procesado en Estados Unidos por narcotráfico internacional.

El 26 de julio pasado, la oficina coordinadora de los juzgados de la instrucción del Distrito Nacional, a solicitud de la fiscalía, emitió una orden de arresto por 24 horas contra el ex militar, quien se encuentra en Madrid, España, haciendo un curso especial, a fin de que exponga todo cuanto sepa sobre la venta del helicóptero Colibrí a Paulino Castillo.

 Hace unas semanas el fiscal del Distrito Nacional, José Manuel Hernández Peguero, informó que remitió a la Policía Internacional (INTERPOL) la documentación necesaria para que se proceda al arresto del ex jefe militar, para interrogarlo en torno a la venta del aparato.

El juez de la Segunda Sala Penal del Distrito Nacional, Antonio Sánchez Mejía, rechazó el recurso de habeas corpus preventivo interpuesto a favor del ex jefe de la avanzada presidencial del ex presidente Hipólito Mejía, Pedro Julio Goico Guerrero, para que cese la persecución judicial en su contra.

En un considerando de la sentencia, el juez indica que el ministerio público está investigando al impetrante por su supuesta vinculación en un caso de lavado de activos, juntamente con el ex capitán Quirino Ernesto Paulino Castillo y no como un simple testigo.

En la carta de renuncia de Bello Rosa como  procurador general de la República, el 7 de enero del 2003, señaló:  «La Procuraduría General de la República deplora la decisión adoptada por el fiscal del Distrito Nacional, doctor Máximo Aristy Caraballo, al dejar en libertad a los señores Diandino Peña, Simón Lizardo y Haivanjoe Ng Cortiñas, quienes fueron sometidos a la acción de la justicia acusados de la comisión de graves irregularidades mientras desempeñaron funciones públicas, durante el período de gobierno 1996-2000».

«Tal como se evidencia en el expediente formalizado al efecto, el cual fue publicado íntegramente en diferentes medios de comunicación social, la responsabilidad de los acusados es sumamente comprometedora en relación a los hechos que se les imputan, razón por la cual el fiscal del Distrito Nacional debería explicar con suficiente claridad a la opinión pública nacional las razones de derecho en que se basó para adoptar tan desafortunada decisión», agregó.

«La lucha contra la corrupción ha sufrido un revés momentáneo con la medida de la Fiscalía del Distrito Nacional, pero la misma continuará sin desmayo, sin prisa y sin precipitaciones, hasta que esta jornada contra la delincuencia encuentre respaldo en todos los sectores de la sociedad que tenemos la responsabilidad de combatir tan dañino flagelo que corroe las esencias mismas de la sociedad dominicana”.